Entre la luz y la oscuridad (idea para papas)

Sentada en la cama, intento volver a dormir a estanjanito entre mis brazos. La habitación se encuentra a oscuras pero la luz del distribuidor entra por la puerta entreabierta y me permite ver la carita casi dormida de mi hijo.

Ahí sentada, sin poder seguir con el capítulo, que dejé a medias antes, del libro que intento terminar todas las noches mientras estanjanito se queda dormido. Sin poder poner la película que deben hacer ahora en la tele, porqué cuando oí al niño desde el salón, no me paré a pensar donde se encontraba el mando y si era alcanzable. No puedo casi moverme a parte de mi brazo que ejerce unos movimientos rítmicos para ayudar a estanjanito a recuperar el sueño.

Estanjano sigue en la sala de estar y percibo algo de las frases que se oyen en la serie que está viendo después de rato de marcharme yo del sofá.

“Pelucas”, de eso estaban hablando en el reportaje que estábamos viendo justo cuando el niño se despertó, imagino que cuando se movió para buscarnos en la cama. Mi cabeza desaparece de la habitación,” pelucas”, me vuelve a la mente, y mis recuerdos de hace años vuelven a mí. Recuerdo el día en el que acompañe a mi madre a la peluquería, la peluquera nos metió en la “rebotica” para que mi madre pudiera quitarse el gorro que llevaba, no por el frío, y poder raparle la cabeza, hacer desaparecer ese 30% de pelo que le quedaba de forma desigual por la cabeza debido a la radiología. Que malas pasadas juega el cerebro, yo aquí, feliz con mi hijo en brazos y con mi marido en la sala, pero sintiéndome cada vez más triste recordando ese día. Hubo días más duros y no fueron los que yo viví, los más duros fueron para ella hasta el final. Ese final sí fue duro para los que nos quedamos, sin nuestro pilar más firme, sin los abrazos de una madre, sin que pudiera ver a sus nietos, sin poder conocer en persona al hombre que me quiere.

“Padre” me viene a la cabeza ahora, no sé muy bien qué mecanismo se ha creado para que se forme esa palabra pero me conduce a otros pensamientos. Recuerdo a mi padre, que está lejos, que huyó de la vida cotidiana sin mi madre, que casi desapareció, en el fondo no es malo pero no supo como hacerlo, ni se dejó aconsejar, él lo sabía todo. Ahora mi hijo tampoco tendrá abuelo porque tenemos poco contacto y no creo que vuelva.

“Padre”, otro padre me viene a la mente, el de mi hijo, un padre que después de trabajar todo el día tiene la suerte de estar con su hijo, de disfrutar un rato con él, de hacer carreras con el coche-correpasillos y de la moto infantil, para verlos!

Y se me ocurre una idea nueva, no sé como ha venido esta tampoco, pero aunque parezca una tontería, igual funciona, si no, será una buena idea sin éxito, pero por probar no se pierde nada.

Mi idea es que todos los padres que quieran, que siguen este blog, que parece que muchos no son y menos los que comentan, o los maridos de las madres que siguen el blog, un poco apretados por sus mujeres, me cuenten como viven ellos la paternidad y como ven la maternidad. Igual ya pocos han llegado hasta aquí, pero quería contar como llegué a esta idea y como es a veces de absurdo nuestro cerebro.

Me gustaría saber la visión de ellos, que me escriban, anónimamente si quieren, a estanjana@hotmail.com. Que me digan como se sienten, si encantadísimos de vivir esta aventura, aburridos de aguantar gritos, de cambiar pañales, satisfechos por haber aprendido un montón sobre niños, desequilibrados por no ser lo que se esperaban, metidos en todo el meollo como un experto pediatra, desplazados por sentirse unos inútiles al no saber como meter una mano tan pequeña por el agujero del jersey,… Y que me digan como ven la maternidad, la de su pareja si quieren, si esperaban que se comportara de otra forma como madre, si les parece que su mujer se ha enamorado de los niños y se ha desenamorado de ellos, si piensan que hacemos demasiadas vueltas para llegar al mismo punto, si somos unas exageradas, o unas expertas en puericultura, si somos pesadas con las cacas del niño o unas heroínas que todo lo consiguen…

Por favor, papas participad en este proyecto, mamas comentadlo con vuestros respectivos, y comentaré con que padres nos encontramos!! Espero que os guste la idea y que por lo menos un papá me escriba!

Anuncios

Acerca de estanjana

Soy estanjana, mama de un niño de 6 años (estanjanito), de una niña de 1 año (estanjanita), trabajaba como arquitecto técnico (ahora emprendedora), y estoy rejuntada con estanjano (compañero incansable de viaje). Catalana de nacimiento y cántabra de adopción. Me gusta viajar, leer, la fotografía, el cine, internet, soy asidua de foros, facebook, twitter y por supuesto de los blogs Ver todas las entradas de estanjana

17 responses to “Entre la luz y la oscuridad (idea para papas)

Estanjanucos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: