Porqué llegó Navidad…

Un árbol verde lleno de bolas azules, de adornos rojos y dorados, algunos hecho a mano y una estrella arriba de todo haciendo equilibrios para no caerse. El salón está embargado por la magia de la navidad, luces, postales de años anteriores, el saco de papá noel hecho hace más de diez años por mi abuela y que sigue parece nuevo, los villancicos de fondo llenando el silencio del ocaso. Esos villancicos que años atrás llenaban la casa de mis padres, cerrando los ojos me transportan a esos tiempos a los que echo de menos, aunque me siente feliz de tener mi propia familia, de ser madre de un maravilloso hijo que se emociona descubriendo los secretos que trae esta época.

A veces, me enojo por no poder compartir mis dos vidas y recuerdo esos momentos pasados iluminados por un dorado rebosante de felicidad, una lágrima y una sonrisa, la tristeza por no poder compartirlo con mi hijo y la felicidad egoista por haberlo vivido. Veo un bigote, unas gafas, un bastón, unas arrugas y unos rizos, veo tres generaciones juntas compartiendo mesa, risas, sueños y amor. La piel de gallina se apodera de todo el cuerpo, me quedo paralizada pensando en si fue realidad, una voz al fondo, una vocecilla rota porque lleva días cantando villancicos a voz en grito me devuelve al presente. Es mi presente, es lo que vivo, lo otro ya lo viví y no lo olvidaré pues me hizo como soy, me forjó de esperanza, de fuerza, de ilusión y de pasión. Ahora toca pensar en seguir y vivir el futuro, ahora toca luchar y transportar ese pasado a las nuevas generaciones para que no se pierda.

Tantos abrazos, tantos besos, risas, y buenos momentos, vividos y por vivir. Siento como si los que faltan estuviesen sentados a mi lado, dándome ese calor que me daban y espero que los que están lejos se acuerden de mi, aunque sea un segundo, como yo me acuerdo de ellos; tantos familiares y amigos separados por la distancia, pero cerca del corazón. Espero poder transmitirles todo el cariño que siento por ellos, aunque sea recordándolos, y que sientan ese confort que yo siento al mirar a mi marido, a mi hijo y a mi familia cercana.

Os deseo a todos que seáis felices, aunque sean unos segundos de felicidad, para que viváis con vuestros seres queridos, estén o no junto a vosotros, que estas fechas no sean tristeza, que la esperanza, el optimismo nos llene las almas de energía positiva, que nos impulse a seguir adelante, aunque sea para ver la sonrisa de un hijo, de un sobrino, marido, familiar, amigo o desconocido. Que compartamos la mesa con quién podamos, que disfrutemos de la compañía del que nos la ofrezca y que la magia e ilusión nos vista un poquito, que para estar tristes, enfadados o deprimidos ya tenemos el resto del año.

Gracias por pasar por este lugar, por mi casa, por leer mis palabras sinceras…sed felices o, como decía mi madre, tened muchos momentos de felicidad.

Feliz Navidad!!!

Un poco de nostalgia, no puedo oirla sin llorar, besos a todos, en especial a mi madre y mis abuelos que no están:

Anuncios

Acerca de estanjana

Soy estanjana, mama de un niño de 6 años (estanjanito), de una niña de 1 año (estanjanita), trabajaba como arquitecto técnico (ahora emprendedora), y estoy rejuntada con estanjano (compañero incansable de viaje). Catalana de nacimiento y cántabra de adopción. Me gusta viajar, leer, la fotografía, el cine, internet, soy asidua de foros, facebook, twitter y por supuesto de los blogs Ver todas las entradas de estanjana

Estanjanucos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: