Beneficios (que igual no te han contado) de la lactancia materna

Sí, así como lo leéis, no te lo han contado, aunque si has dado pecho has vivido todas o alguna de ellas y no tiene nada que ver con estudios científicos.

– Aprendes a usar la otra mano, si eres diestra, por ejemplo, al dar pecho, aprendes a usar la mano izquierda. A la hora de comer, cada día coges más soltura usando la mano izquierda al pinchar y llevarte la comida a la boca sin que se caiga (Advertencia: los primeros días mejor poner un trapo encima del bebé por si se cae algo y no hacerlo con alimentos calientes). Con práctica, eres capaz de poner lavadoras, secadoras o poner a mesa (o escribir un post en el ordenador) con una mano y sobretodo la que normalmente no usas.

– Aprendes a hacer duchas cortas, no siempre pasa, pero en muchas ocasiones, aunque le acabes de dar pecho, es meterte en la ducha y te pide teta como si no hubiese comido en tres días, y más si estás sola en casa. Así que la ducha dura 10 segundos, mira si economizas!!

– Duermes con las tetas al aire. Que los pechos se aireen es bueno, cuando das pecho y más si lo haces con colecho, terminas durmiendo con las tetas al aire.

– Bebes más agua. Y es que dar pecho te da mucha, mucha sed. Y ya sabemos lo saludable que es beber agua.

– Te traen las cosas. No siempre pasa, ee, pero muchas veces que estas dando pecho puedes pedir que te traigan cosas, como agua, o chocolate!! con la cosa que estas ahí sentada puedes aprovechar un poco. Aunque si te ven muy diestra en el paso uno (o mi marido lee esto) se puede acabar el chollo.

– Duermes más. Sí, aunque suene a risa, duermes más. Las hormonas que generas hacen que te entre sueño. Si das pecho mientras colechas, enchufas la teta y te quedas dormida (muchas veces no me doy cuenta de cuando lo deja) así que duermes más de lo que dormirías en otras circunstancias.

– Sales de casa, sin pensar, sin pensar! Bueno algo sí piensas, pero yo salgo siempre preparada por si me paso el día fuera, aunque la idea sea ir a un recado y volver. Me llevo agua para estanjanito, algo de picar, pañales y toallitas para estanjanita, y una muda, pero no me llevo nada para comer. Cuando tiene hambre, tetas fuera! jeje

– Puedes bailar mientras das pecho, hombre, no en plan break dance, pero el otro día comprobé, que puedo tener a la nena en la emeibaby (que ya os contaré en otro post lo del porteo) y darle teta mientras muevo un poquito el cuerpo al son de una bachata.

 

Anuncios

Acerca de estanjana

Soy estanjana, mama de un niño de 6 años (estanjanito), de una niña de 1 año (estanjanita), trabajaba como arquitecto técnico (ahora emprendedora), y estoy rejuntada con estanjano (compañero incansable de viaje). Catalana de nacimiento y cántabra de adopción. Me gusta viajar, leer, la fotografía, el cine, internet, soy asidua de foros, facebook, twitter y por supuesto de los blogs Ver todas las entradas de estanjana

One response to “Beneficios (que igual no te han contado) de la lactancia materna

Estanjanucos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: