Archivo de la categoría: cole

Estimulación musical

Estoy sentada un sábado más en este banco de la entrada de la pequeña academia, estoy esperando a mi estanjanito que se encuentra al otro lado de la puerta de cristal translúcido.
Está en clase de música. Es la quinta clase y estanjanito esta mañana me levantó diciéndome que le vistiera para ir al cole de música, y al ver mi falta de cooperación se fue a su cuarto a buscar la ropa (como casi todos los hombres no sabía donde estaba guardada) se medio vistió con mi ayuda y nos fuimos tempranito para poder aparcar el coche.
Esto no parecería extraño si no fuera porque cinco semanas antes el niño lloraba desconsoladamente.
En la primera clase pedí quedarme porque con lo cerrado que era mi hijo sabía que tenia que ver de qué iba la cosa primero.
En la segunda, se quedó llorando y yo casi, esperando fuera oía como de vez en cuando se echaba a llorar. Se pasó casi la clase completa sobre el profe, un tío majísimo y con mucha paciencia.
En la tercera, me pasé la semana preparándonos para la clase del sábado, pero ese sábado, en casa, se me ocurrió un truco viendo los pucheros de estanjanito (y ya nos estábamos planteando si seguir o no). Ese día, pude sonsacarle a Estanjanito, que me dijo que le asustaba la música fuerte, así que le di un imán de goma eva en forma de mariquita para que se lo guardara en el bolsillo y le dije que le haría compañía y así no tendría tanto miedo (es nuestra “marieta”-mariquita- para que no “haga por” -no tener miedo-). Además le diríamos al profe que pusiera la música más bajita. Y oye que funcionó!! Se quitó el abrigo y junto son su “marieta” en el bolsillo del polo y que Felicidad (una niña con síndrome de la felicidad que asiste a clase) le cogió, le dio un beso y le hizo entrar en clase cogiéndole de la mano. Y a ver quien rechista con Felicidad que las cosas son sí o sí.

Ahora Estanjanito ya toca todo: piano, batería, xilófono, metalófono…y sigue muy bien el ritmo (aquí a estanjano se le cae la baba). Es el más pequeño de clase pero no por ello se queda atrás.
Las clases son de estimulación, no enseñan un instrumento concreto y es lo que buscábamos, jugar con la música y el ritmo, el niño con el tiempo elegirá qué instrumento le gusta más.

Estamos muy contentos. Estanjanito está feliz y le ha hecho mucho bien. No es tan cerrado. Habla por los codos y se expresa un montón. Se hace menos extraño para los de fuera de casa y es muy comunicativo. Incluso contesta con su timidez, no, no bocaliza, hace un movimiento de sí o de no con todo el cuerpo (parece que le ha dado algo cuando dice que sí) así que es un paso, hemos cambiado el gruñido (aunque a veces sigue usándolo) a una respuesta física.

Anuncios

Conversaciones con estanjanito

No puedo dejar de explicaros la conversación que tuve ayer con mi hijo. Estábamos charlando mientras le secaba después del baño, intentaba que estanjanito me contara cosas del cole y la cosa sigue así:

Estanjanito: La nena de estanjanito.

Mamá: ¿Eing?

Estanjanito: La nena del cole de estanjanito

Mamá: Tienes una nena en el cole?

Estanjanito: Sí (con risita)

Mamá: (deduciendo algo) qué es tu nena?

Estanjanito: Margarita (una niña del cole)

Mamá: Margarita es tu nena?

Estanjanito: Sí (sonrisita)

Mamá: Margarita es tu  novia?

Estanjanito: Sí (con sonrisa de picaron)

Mamá:  Ai Dios! que tienes novia?

Estanjanito: Sí (repitiendo la sonrisa de picaron)

Mamá: y qué hacen los novios?

Estanjanito: Juegan con los coches y los aparcan

Mamá: aaaaa (sin saber qué pensar o como tomarse eso de aparcar los coches)

 

Más tarde al llegar papá se lo contamos y volvió a contar lo mismo que los novios juegan a aparcar coches!! Si va a resultar que tan joven y ya tengo nuera!!


De locos!!

Buenos días, soy estanjanito, como hace tiempo que no escribo me he animado hoy a hacerlo porque mi madre a veces cuenta anécdotas para dejarme en evidencia, aich, madres!
Llevo unas semanas de locos, muchos cambios, y me han afectado en muchas cosas, aunque ahora parece que ya cojo mis rutinas de nuevo pero mis padres me tienen harto de tantas novedades, lo que hace crecer!
Después de las vacaciones de mamá, que yo estaba muy bien con ella y la tata todos los días a todas horas (bueno, también estuvo unos días papá), volví a ir a la guarde con mis compis de perrerías y con las nenas y las profes, pero plof! no va y ya no me llevan más ahí. Ahora resulta que como soy más mayor me llevan a un cole nuevo, que yo no quería ir, porque a ver: la primera semana que si un rato, que a la que me aficionaba a arreglar algo, a hacer puzzles o conseguía todos los coches para mí, venía mi madre a buscarme, joer mamá que si estoy bien jugando pa’ qué vienes? lo guay era que luego estaba todo el día con ella, que si a recados, a pasear, a los columpios, a las bolas… eso sí era vida! Después he estado dos semanas con papá, que mola mucho porque me riñe menos que mamá, bueno yo también le hago más caso a papá. Y en esas semanas, tuve mucha mamitis porque mamá hacia horas extras (la crisis esa, que ahora resulta que mamá tiene que fabricar horas no sé porqué) y estaba mucho tiempo sin ella, así que he estado un poco sobón, pesado me llama! será posible! si yo lo que quiero es que se siente conmigo a jugar y ver la tele y deje de limpiar y guardar. Encima al cole solo iba un rato, algo más que la semana anterior, pero no me daba tiempo a adaptarme que ya venía papá otra vez, si yo lo que quería es estar con papá ya que se quedaba conmigo pues aprovechar, no?
Así que de locos he estado, no he comido muy bien, sobretodo la semana pasada, claro, ahora resulta que me lleva papá me quedo varias horas y viene mamá a por mí, que yo me lo paso bien en el cole pero me había acostumbrado a estar con mamá primero y luego con papá. Y encima, va y me da de comer una chiquilla que no conozco, donde se ha visto eso! así que los dos primeros días no me dio la gana comer porque no sabía muy bien como iba el asunto, pero luego ya me he adaptado, ya se como funciona la historia y como bien, incluso mis esfínteres (que educado soy cuando quiero) se han adaptado. Además que mamá, a pesar de fabricar horas ha estado mucho por mi estas tardes, y hemos aprovechado el buen tiempo para estar en el tintan y el tobogán y pasear hasta el agua del mar.

Y ahora esta semana, mamá ya no fabrica horas, otro cambio! esta mañana estaba mamá cuando me desperté y me dio ella la leche! la semana pasada para verla me levanté antes, así con dos coj… (uich, perdón) y me puse muy triste cuando se marchaba!
Y así estoy, se podría decir que ya estoy adaptado, pero por lo que me han hecho pasar! no lo voy a olvidar! suerte que papá y mamá han estado ahí y hemos superado el tema entre los tres, pero que no me vuelvan más loco!!


Se termina el largo septiembre…

Qué largo se me ha hecho septiembre!! siento como si hubiese vivido tres vidas en un mes. Primero los nervios para empezar el cole, luego la tristeza de dejar la guardería, el fastidioso periodo de adaptación… A eso le sumamos mi horario intensivo y dos proyectos para entregar ayer han hecho mella en mi memoria, mi cansancio, estrés, agobio…

Hoy termina, el tedioso septiembre, y doy gracias por eso. No sabría muy bien como explicaros lo que siento, es así, he vivido tres vidas en este mes. Empezamos el mes volviendo a trabajar y el peque a la guarde de nuevo después de un verano que no hemos disfrutado mucho de la playa y las salidas, diez días después, yo volvía a quedarme de vacaciones y estanjanito empezaba su nueva etapa en el cole, empezábamos la adaptación, que al final me dio la razón a costa de que mi hijo se le trastornaran los horarios, comiera mal, fuera llorando al cole la segunda semana (cuando mi hijo durante los dos años y medio que fue a la guarde igual lloró 3 o 4 días), al final estanjano se impuso y le dijo a la profesora que si el niño seguía llorando a la hora de entrada ya le llevaríamos cuando empezara el nuevo horario, porque no sabía si era sábado, martes o qué día (pensad que el niño se despierta a las 7.30 y si se queda jugando sabe que es fin de semana) a lo cual, la profesora le dijo a estanjano que le llevara a la misma hora todos los días (os recuerdo que un día tocaba de 10 a 11, al siguiente de 11.30 a 12.30 y así sucesivamente). Por suerte, eso hizo algo de efecto y en la tercera semana estanjanito ya ha ido bien al cole.

Cansa, todo esto cansa mucho, tantos cambios, tanta adaptación,… y encima llega mama de trabajar y se va papa, los mediodías eran en plan: “holacomoestaselniñohacomidobientieneslacomidapreparadamevoyatrabajartequieromuchohastaluego”

y no exagero demasiado! claro, a la que no me doy cuenta he hecho cuatro cosas y mi mente se ha recuperado de tantas líneas, números, planos y pdf’s, ya estanjano está de vuelta del curro.

Así que entenderéis que haya desaparecido un poco, que no tenga mucha conversación. Me he sentido como un robot algunos días, por suerte, mi familia está ahí y aunque la haya disfrutado poco, he podido hacerlo.

Voy a hacer una camiseta que ponga: “Yo sobreviví a septiembre”

A ver qué tal se nos da octubre…


De agobio y desaparición

Estoy comprobando en propias carnes que septiembre es un mes duro para las familias con hijos, los inicios al colegio, la adaptación, nuevos horarios, cambios… hacen que muchas mamas estén desconectadas, yo incluida.

Encima en nuestro caso se juntan varios factores, el cambio de cole de estanjanito con los horarios de adaptación creo que nos están traumatizando, estanjanito está descolocado porque sabe que él pasa unas horas en el cole mientras mamá y papá trabajan, así que como estos días he aprovechado para hacer cosas que no puedo hacer mientras trabajo, el niño ha ido arriba y abajo conmigo, a ver a papá en horas que sabe que no suele verle y comiendo a distintas horas. Así que el niño está mareado a más no poder! Deseo que pasen pronto estas dos semanas que nos quedan y pronto cojamos los horarios para centrarnos todos.

Otro factor es que la familia estamos en un momento de organización y planteamiento de varias cosas así que andamos con nervios y agobios, y eso tampoco ayuda mucho a estanjanito, aunque intentamos estar bien, la cabeza no puede parar de dar vueltas y claro eso no puedes remediarlo. También se junta que en estas dos semanas voy a tener que hacer horas extras en el trabajo, así que voy a ver menos a estanjanito, no podré despedirme de él cuando se vaya a cole con papá, y es algo que me entristece, ya sé que a partir de ahora me voy a marchar yo primero, pero al empezar antes a trabajar no podré apenas despedirme de estanjanito estos días. Espero pase pronto esta época de agobios y poder contaros cosas más divertidas, andaré desaparecida porque aprovecharé todas las horas para estanjanito y en el curro no me conectaré. Un besito a todas y espero que me hagáis resumen para que me lo lea el fin de semana!

A pesar de que estanjanito esté algo desorientado no deja de cantar con los dibujos, de decirte qué le pasará a pocoyó porque ya se sabe el capítulo y de darnos anécdotas graciosisimas, os las contaré cuando estemos centrados!


Inicios y finales (Parte 3)

Como os comentaba el lunes, estanjanito empieza el cole esta semana, y aunque algún día anterior, incluso el mismo día, cuando alguien le hablaba del cole decía en voz en grito : “No, al cole no!!!” (cosa que despistó a estanjano y a mi, poniéndonos un poco de miedo en el cuerpo) a estanjanito le gustó el cole nuevo.

Llegamos con tiempo para que fuera viendo el tema, nos quedamos en el patio esperando a que fuera la hora, estanjanito ansioso quería entrar ya en el cole, le dejamos jugar un poco en los columpios hasta la hora de entrar. A la que vio las motos, triciclos y demás correpasillos para salir al patio, el cole le conquistó. Luego entró  a la clase, y se puso a jugar con la gran grúa, papá y mamá ya no existían, así que a los minutos nos despedimos de él y nos dijo :”Adiós mamá, adiós papá” anda, jodete, ya te puedes preocupar y pensar como actuará el niño que él tan tranquilo se queda en el cole nuevo!

Aaaa, pero a la media hora, cuando fuimos a por él, no había forma de sacarle de ahí! Se quería quedar en el cole, quería su mochila (que hay que dejar en el cole de lunes a viernes), pero conseguimos sacarle distrayéndole un poco y diciéndole que volvería al día siguiente (lo de mañana creo que es un concepto muy difícil todavía para él, pero por probar…)

Absolutamente tranquilos nos vamos a quedar, porque el niño ya está encantado a los dos días, porque el segundo día hizo lo mismo, ya ni entré, se despidió a la puerta y me costó sacarle cuando fui a por él, algo menos costó pero vamos que lo que yo digo, media hora no da para que el niño pueda hacerse con la clase.

Tengo que decir que así a primera vista, las profes me han caído muy bien, se reconoce que tienen las ideas muy claras. La clase está llena de juguetes de todo tipo, de plástico y madera, de coches y construcciones, de cocinas y animales,… Está preparada para jugar, con pequeñas mesitas para sentarse, con colores y me pareció muy divertida.

Hablamos con la profe de estanjanito, que a la primera le pilló la forma de ser, hablamos de cómo serán los horarios, las siestas, que más adelante empezaremos con la OP (sí, otra vez, porque no estaba estanjanito por la labor así que desistí, ya os contaré) y la verdad, que así por el momento me gustó todo, aunque me siga agobiando estos horarios imposibles (a mi forma de ver)


Inicios y finales (parte 2)

Dentro de este tema de inicios y finales, ayer os conté el inicio del cole nuevo, al menos los días previos y las expectativas, hoy va de finales…

El final de una etapa, de la etapa de la guarde, con mucha pena por mi parte. Han sido dos años en un centro que apuesta por una educación respetada y pensada para que los niños sean el centro y estén felices (con libertad pero con límites, como mi forma de pensar) Estanjanito ha sido muy querido, muy feliz y muy bien educado, he estado muy tranquila de dejar el niño en sus manos y siempre hemos tenido muy buena comunicación. La despedida ha sido traumática para mi! ahora nos enfrentamos a una nueva etapa, nuevos retos y muchas novedades. Al despedirme de una de las directoras y de una profesora nos hemos emocionado todas, que tontas pensaréis, pero en estos dos años han sido un círculo muy importante en nuestra familia y se lo agradezco muchísimo, les hice una enorme postal con dos fotos del peque, cuando empezó y de hace unos días, espero que les guste. Ellos siempre tendrán un espacio muy agradable en mi recuerdo.

Como se lo ha tomado estanjanito? pues pasando del tema, le conté que era el último día que ya iría a otro cole y ni fu ni fa. Sí, salió alterado el viernes cuando fui a buscarle, imagino que se despedirían todos de él, pero no pregunta, ni dice nada especial sobre ello, no creo que sea consciente de lo que representa, así que nada, cuando sea algo más mayor le recordaré donde fue cuando era pequeño pero si él no saca el tema, por el momento, nos centraremos en el cole nuevo y ya.

 


Inicios y finales (parte 1)

12 de Septiembre de 2o11 en un lugar de Cantabria…

Las 10.45 h, un niño (estanjanito) se dirige junto a su mamá (una mujer guapísima) a su primer día de colegio de los mayores (bueno, mayores, mayores, no sé si se considera eso en el aula de 2 años, pero sí es el primer día en el sistema educativo) … tendrá miedo? estará contento? lo sabremos en el próximo capítulo, estén atentos a sus pantallas… continuará (que quiere decir que continua en otro post)

Ya os contaré como va su primer día (porque esto lo he escrito el domingo), aunque la verdad no sé qué pensar de todo el sistema de adaptación, a muchos no les gustaran mis pensamientos pero media hora el primer día lo puedo entender, pero el resto de la semana media hora en horas distintas en días alternos no sé como pueden ayudar a un niño a adaptarse. Que necesitan adaptación, por supuesto, que mi hijo necesita menos, pienso que si, acostumbrado como está a la guardería, es un cambio menor que si ha estado con los padres, abuelos, … en casa. Sabe de qué va la cosa, cambian los compañeros y las profesoras.

Las dos semanas siguientes van una hora, en horas distintas en días alternos. Tampoco sé muy bien si eso les ayuda mucho en los hábitos pero bueno. Y, por supuesto, que esto lo hacemos por los niños, pero yo no puedo permitirme el lujo de pedir 3 semanas de fiesta para la adaptación del niño (soy escéptica en el proceso de adaptación). Así que me pedí la primera semana, y las dos siguientes será estanjano el que tendrá que hacer el esfuerzo y organizar su trabajo para llevar una hora (a mitad de mañana) al cole y el resto quedarse con el niño mientras trabaja, hasta que yo salga de trabajar, y así nos volveremos locos en esas tres semanas y no sé como ayudaremos a mi hijo si él ya está acostumbrado a que por las mañanas papa y mama tienen que trabajar y él se está con sus amigos jugando y aprendiendo. Ya os contaré qué tal nos las apañamos y como le afecta el cambio a estanjanito.

Así que el miércoles tuve la reunión del cole, a media mañana para joder (tuve que pedir dos horas de fiesta en el curro para media hora de reunión). Por la tarde, con la lista de todo lo que necesitamos para el inicio del cole nuevo, se lo conté a estanjanito, pasamos por varias fases:

Le conté que iría dos días al cole de ahora y que luego se iría a otro cole nuevo, a conocer niños nuevos y jugar con ellos en un tobogán.

Primero pasó de mi, cuando compramos la libreta, le gustó la idea, pero con el baby cogió un cabreo impresionante, “no me gusta” me decía, puedo entenderlo, mi hijo es muy especial para la ropa, pero luego llego el cabreo generalizado con todo lo relacionado con el cole nuevo, mientras planchaba las etiquetas con los nombres, se quiso poner un jersey nuevo para el cole, pensé bien, avanzamos! pero cogió la libreta y se puso en la valla de casa (a las siete de la tarde) que quería ir al cole! vamos que al final le traumaticé. Así que dejé de hablar del cole nuevo hasta el viernes por la tarde que pudimos parar y entrar en el patio y así ver el tobogán. Pero sigo sin hablarle mucho del tema por si acaso.

Hemos comprado ropa cómoda y nueva, para el cole, como en la guarde llevaban uniforme no tengo mucha ropa de diario, encima estanjanito ha hecho un estirón y muchos pantalones largos ahora son pesqueros! Así que ya nos ves a estanjanito y a mi en el kiabi, yo colgando la ropa en el carro y estanjanito quitando lo que no le gustaba! a la frase de: “esto no mamá, no me gusta”. Tal es así que al pagar me di cuenta que unos pantalones que le van a ir bien para bajárselo él solo, al final se quedaron colgados en su sitio, porque otra cosa no tendrá, pero lo que volvió a colgar lo colgó donde correspondía! así que me estoy planteando de terminar de comprar por Internet porque con tanta decisión no tendremos pantalones!! jeje


De padres, profesores, psicólogos…

El post de hoy no es por criticar a ningún colectivo, es una reflexión a partir de un caso que me han contado, algo que al final no he resuelto pero que igual vosotros podéis opinar o dadme más explicaciones:

El otro día hablando con la directora de la guarde de estanjanito (es psicóloga) terminamos hablando de los niños con síndrome de TDAH. Me contó un caso que tuvo en el que se le detectó el síndrome a los 7 años, y que lo había pasado muy mal, profesoras que tuvo que querían “ponerle en vereda” y que ni quisieron ver que al niño le pasaba algo más que ser movido y desobedecer.

Y se me plantea la pregunta: “Y nadie se dio cuenta primero?”

No es nada fácil responder a la pregunta, según la dire no están los profesores preparados para detectar ese problema (ni otros) porque no se les enseña psicología (que yo no lo sé) y se me vino a la mente un caso de niño autista que la madre le decía al pediatra que le parecía que el niño no oía, y la dire me contestó lo mismo, que los pediatras tampoco saben de psicología y es muy difícil que te deriven si no saben detectarlo.

También están los que pasan deliberadamente de cualquier tema, ellos están para “enseñar”. Y como no te topes con maestros que vayan “más allá” (porque no sólo se trata de enseñar historia, de que se sepan los ríos de pe a pa sin saber ni siquiera donde están, que hoy en día dudo mucho que se los sepan, se trata de “formar” a personas capacitadas para aprender, aich, que me voy de tema)

Se me plantea otra pregunta: “Y tendrían que tener nociones de psicología profesores y pediatras al tratar con niños?”
Pues la verdad es que no lo sé, suficiente tienen con saber de su propia profesión, pero tratan con niños y los diagnósticos tempranos ayudan a muchos niños, y, claro, un “no profesional” del sector no puede aprenderse todo lo que le puede ocurrir a un niño a “otro nivel”.
Luego está otra cuestión, que en principio parece que cada vez es menor, pero los padres a veces decimos esa famosa frase: “mi hijo no tiene porque ir al psicólogo, no le pasa nada, es especial”

Y me da miedo, que mi hijo tenga alguna patología (no sé si el término es correcto) y no se le pueda detectar, que yo no sea consciente o que incluso lo llegue a negar porque “mi hijo es así, especial”. Soy muy consciente de como es mi hijo, tiene carácter como su padre, pero la timidez de su madre y tiene la inteligencia de los dos (no me hace falta abuela, jeje), pero y si se me pasa algo? y si un pediatra no lo puede detectar? ni un profesor? que son los que más tiempo pasan con los niños, qué pasa cuando algo que cogido a tiempo hubiese podido ser tratado y si es demasiado tarde es mucho más difícil? Tiene respuesta o es simplemente un miedo irreal?


Otro poco de todo y de nada

Hace días que desaparecí así que todo lo que no os he contado estos días voy a resumirlo hoy para que no os olvidéis de mi.
Primero de todo deciros que estanjanito ha sido admitido (provisionalmente) en el cole de primera opción. Bieeeen!! después de sufrir toda la mañana porqué no encontraba las listas (estanjano también buscó por su cuenta y tampoco lo encontró) les dejé pingando en twitter, les mandé email (que no han contestado), les estuve llamando (y no cogían el teléfono) y así me fui para casa, vale, que hay días para mirarlo, pero resulta que se dice que salen el día 6 de abril (no especifican donde) y se supone, que hoy en día, con las tecnologías que tenemos, lo van a colgar en la web de educación (que parecía que estaba preparado para ello, porque había el espacio y ponía a las 10 de la mañana) así que me fui para casa con una mala leche increíble. A media tarde se me ocurrió mirar con el móvil en la web y ahí estaba! (entre las 14 y las 17.45 lo pusieron) no las listas, noooo, pusieron que a partir de las 18 de la tarde se colgarían en el colegio en primera opción, así que ya me veis a las 17.50 cambiándome y a estanjanito que estaba terminando su siesta y para el cole que me fui!! Me parece “mu ma” como dice estanjanito, pero bueno, al fin ya sabemos que ha sido admitido.
También quería contaros que en estos días estanjanito ha cogido una nueva forma de dormirse, al estilo minero, como es? pues se mete entre el nórdico y el edredón (sí todavía tanta ropa de cama) y se mete hacía los pies y allí se duerme! miedo me da que algún día se caiga por el otro lado de la cama y a la que se adormila un poco le subo aunque se medio despierta y vuelve abajo!
Otra cosa que ha evolucionado estos días es la inteligencia de mi hijo (babas de mamá por todos lados) tenemos unas conversaciones cada vez más “adultas” y si tira algo al suelo como migas o comida va a por la escoba para barrerlo! a media tarde me pide “your” (yogur) se sienta en su silla, le abre él solito y se lo come, después (aunque no se lo termina del todo) va a la cocina, abre la puerta del armario y lo tira a la basura! me deja perpleja! Lo último, esta mañana, mientras yo terminaba de hacer cosas en la cocina mi hijo ha cogido los zapatos de mamá (he de decir que hasta ayer por la tarde yo llevaba botas y me las cambié por unos zapatos para ir al cole a ver las listas), así que estanjanito ha cogido los zapatos que me puse ayer por la tarde y me los ha traido “mamá onte apatos” y le he dicho “si hijo, tienes razón hace calor para ponerme las botas, gracias!” qué arte tiene!!
Y después de dejar el teclado lleno de babas voy a limpiarle un poquito… gracias por seguir ahí!


A %d blogueros les gusta esto: