Archivo de la categoría: estanjana

Mi parto de estanjanita

Empiezo este post casi 24 horas después de que estanjanita anunciara que estaba a punto para nacer.
Son las 00:30, estamos en el hospital y después de la entrada de las enfermeras no puedo dormirme de nuevo. Ha sido un gran día y las imágenes no paran de retornar a mi mente.

Aquí me veo obligada a advertiros que va a ser la historia contada con pelos y señales pues ahora que está fresco no quiero perder detalle.

Todo empezó domingo de madrugada. Ya el sábado nos fuimos a dormir con la idea/broma que nacería estanjanita, pues hacía malísimo, con lluvia y viento después de una semanuca agradable. Estanjano al meterse en la cama me preguntó en broma si ya tenía contracciones. Aún no sabíamos lo que nos deparaba el futuro de las próximas horas…

Sobre las 00:45 noté una contracción, no era como las de regla flojitas de días anteriores, era más fuerte pero totalmente manejable. Me moví un poco y noté la braguita mojada. Fui al baño y confirmé que había roto la bolsa. Me cambié y se lo comenté a estanjano (el cual dice no acordarse de ese hecho)
“Bueno” pensé, pues vamos a la pelota a aguantar las contracciones. Me puse mi música de parto y me puse a planchar y después terminé con alguna cosilla que faltaba por poner en las maletitas entre contracción y contracción. Alguna la pase semidesnuda agarrada en el lavabo parano tener que cambiarme tanto de bragas pues en cada contracción salía líquido amniótico.

Las contracciones iban aumentando en dolor y duración y se hacían casi regulares, a las 2:50 empecé a prepararme para marchar pero no muy segura de haber dilatado suficiente. Me metí en la ducha. Ahí las contracciones se intensificaron un poco pero me alegré de la caìda del agua por la espalda. Al salir dije a estanjano que empezara a preparase, que nos íbamos al hospital. Así que se levantó para arreglarse y despertó a estanjanito para llevarle a casa de mis cuñados.  Yo con el jersei del pijama y las bragas iba a empezar a vestirme. De golpe, eran sobre las 3:15, las contracciones se juntaron, pasando de tres a un minuto y a ser más fuertes. Yo empujaba la pared mientras hacía ruidos al respirar “aaaeeeiuuuu”, bajé a empujar la cama y me vi en la alfombra de rodillas. Estanjano ya vestido me dijo que me vistiera, pero yo era incapaz de sentarme en la cama, con los calcetines aún en la mano, volví a ponerme de rodillas en la alfombra. Estanjano volvió a la habitación llamando a su hermano y le dije que se viniese a por estanjanito(al que puso dibujos para que no se asustara por mis gritos), que no daba tiempo.

Noté una presión muy fuerte y me vino la imagen de una cabeza apretando.

Estanjana: “Llama al 112!!! Que noto la cabeza!!!”

Estanjano: “Como voy a llamar!!” no se creía lo que le decía pero llamó para que vinieran. “Me han dicho que te tumbes en la cama y no aprietes”

Estanjana: “si los cojones”

Intenté no apretar durante las siguientes dos contracciones. Mientras me bajaba las bragas hasta las rodillas y gritaba:
“trae toallas!!” estanjano estaba tan nervioso que no sabía ni donde estaban. Puse una pequeña debajo para evitar golpe si no podíamos cogerla.

Estanjana: “Ya esta la cabeza aquí. Tendrás que cogerla tu”

Estanjano se agachó detrás de mi y en ese momento se creyó lo que le decía pues vió la cabeza asomar. Cogió una toalla grande y puso las manos. En otro pujo su hija cayó en sus brazos y me la dió después de moverla un poco porque la niña no lloraba. Y no lloró, como hizo su hermano al nacer, estanjanita hacía ruiditos y se movía. Yo sabía que estaba bien y estanjano fue a llamar de nuevo al 112 para avisarles. En los 12 minutos que tardó en llegar la ambulancia. Yo había dado a luz a mi hija, entre gritos y dolor (no dolor desagradable). Siendo la directora, sabiendo lo que estaba pasando, dueña de mi cuerpo y con estanjano como mi único compañero, el matrón, el que cogió a su hija y me la dió.

Fue un momento mágico, feliz e inimaginable. Estanjano hizo pasar a estanjanito un momento para que viera a su hermana.

Estanjanito: “tiene una cosa roja en la cabeza”

Estanjano y yo aún comentamos los detalles de aquella madrugada y aún no sabemos si todo fue cierto aunque miremos a nuestra preciosa hija. Somos afortunados de lo vivido porque nosotros trajimos al mundo a nuestra pequeña.

Lo que viene después lo dejo para otro día…


Agenda final de embarazo

Cuando te quedas embarazada tu agenda se llena de citas médicas, para la matrona, para las pruebas médicas, ecografías y resultados. Pero en la fase final del embarazo eso se multiplica.

Estoy de más de 36 semanas, vengo de la matrona y tengo un montón de citas! En menos de dos semanas vuelvo a la matrona (en las últimas semanas las visitas se hacen cada 15 días), la semana que viene tengo análisis de sangre, orina y estreptococo (que me haré en casa yo solita si encuentro los agujeritos, jeje), la semana siguiente ir a recoger los resultados de los análisis con la doctora y otro día los PT’s en el hospital. No me cabe todo en la agenda! jejeje. Y en mitad tenemos el cumple de estanjanito y la celebración, por suerte, ayer fui a por los regalos y una cosa menos que me preocupe. Sí, lo sé, me agobio sola, bueno, no es agobio, es organizarse para que no se me escape nada.

He salido contenta de la matrona porqué la niña tiene la cabeza boca abajo (estaba oblicua en la última ecografía), no me estraña mucho, hace días que al andar notaba golpecitos abajo, y sus pies y culete asoman por la parte alta de la barriga. No sé si está encajada del todo pero espero que no le dé por dar vueltas y visualice el túnel!

Además tenemos una novedad más, he empezado a expulsar tapón mucoso (esto va a ser escatológico: una especie de moco amarillento) que anuncia la preparación de mi cuerpo ante el inminente parto, y eso lo hace más cercano aunque psicológicamente no me siento concentrada aún. Eso sí, ya le he dicho a estanjanita que se espere y no quiera adelantarse hasta dentro de semana y media, que su hermano pueda disfrutar de su cumple tranquilamente.

Tengo la barriga baja hace una semana, confirmado por amigos y matrona (no os penséis que son imaginaciones mías)

Y al entrar en el coche, zas! una contracción!

La cuenta atrás empezó!!…


Música para mi parto

Hace tiempo os comenté que tanto estanjanito como estanjanita habían recibido música desde la barriga, la elección es “el lago de los cisnes”, música clásica para relajarlos.

Ahora estoy en busca y captura de, como dicé Mamá Vaca, la banda sonora para mi parto. Dicen que ayuda a la relajación, ya en las primeras contracciones el día que nació estanjanito me ayudó, a las cinco de la mañana relajarme con “la música de los dioses”. Pero entre idas y vueltas y demás no escuché más música desde que avisé a estanjano que era la hora de irse al hospital.

Esta vez voy a hacerlo mejor, me estoy haciendo una playlist para escucharla en el móvil en cualquier momento que lo pueda necesitar, y además de música relajante estoy seleccionando música con energía o que tenga algún significado para mi, copiando a latetareina que en su último parto le fue muy bien la canción de “try, try, try”, guapi me la llevo por si me va tan bien como a ti.

Por el momento he seleccionado varias canciones de Norah Jones, en plan relajante, me gustan mucho sus canciones.
Y he podido encontrar una canción que significa para mi porque me lleva al lado de estanjano, es la “These Words” de Natasha Bedingfiel, os acordáis? la llevaba yo en el móvil hace ya 10 años!

Fui añadiendo canciones que tenían significado para mi y me di cuenta que las que más me apetecía escuchar pensando en el momento del parto eran cantadas por mujeres o canciones sin letra, no sé si tendrá algún significado. Pink, Anastacia, Shania Twain, Celine Dion, Tina Turner, Cyndi Lauper, Faith Hill, Adele,… canciones de todos los tiempos y actuales, creo que el 95% en inglés, no sé si porqué me interesa más la música en sí que lo que digan las canciones, algunas incluso pueden decir :”Soy una pu**” pero me importa poco, me interesa más la fuerza, la energía o los sentimientos y recuerdos que me transmitan.

Hay algunas BSO de películas, que en mi vida no pueden faltar. Y la lista va creciendo, ahora son como 5 horas! pero quiero tener variedad para poder pasar a los temas que necesite más, no sé como terminará la cosa, pero la que más me gusta, es un descubrimiento:

Una canción que me trae recuerdos de mi abuelo, uno de los hombres más importantes en mi vida, que me dió mi nombre y mi pasión por el cine. Con ella se quiso despedir de nosotros y con esta versión quiero dar la bienvenida a mi hija.

Si os apetece ver toda la selección en mi youtube:


Muy lejos y muy cerca

29 semanas para 30 de mi segundo embarazo. Ya dije el otro día que ahora mismo se me está haciendo largo.
El otro día, es como si empezara la cuenta atrás, 11 semanas y restando, no es agobio lo que siento, ni temor, no sé como definir lo que siento, pero está entre las ganas que estanjanita nazca pronto, pero que no se adelante, que esté con mamá todo el tiempo que necesita, a eso le sumamos que me veo el día de dar a luz sin nada preparado ni mi propia mentalización.
Me he pasado por los blogs de mis mamis para recordar sus partos y sentir lo que sintieron a ver si así me ponía, no sé, feliz? He intentado recordar cada minuto del parto de estanjanito. Es como si no me concienciara de que me toca parir en poco más de dos meses. De golpe, después de lo largo que se me ha hecho, es como si me hubiese topado con alguién y me hubiese dicho: “Ey, recuerda que tienes que parir!”
No estoy preparada, quería haber leído más sobre el parto sin fármacos, ejercicios durante la dilatación, me gustaría ir al hospital a ver los cambios, hacer preparativos para la llegada de estanjanita, preparar a estanjanito, y sólo tengo dos meses! Además en medio está el cumple de mi hijo mayor!
Y me molesta sentirme así, yo, la señora organizada, desde hace meses la organización ha desaparecido practicamente de mi vida, sólo la he recuperado algunos días de navidades. ¿Cómo es posible?
Y eso que me siento con energía, me canso, y hay días que dormiría mucho, pero me siento bien, andando algunos días noto molestias en el bajo vientre y en alguna ocasión me he tenido que parar o sentarme en un banco camino del cole, pero me siento bien.
Es mi cabeza la que está despistada, a la alegre vida que va ella! No piensa! y yo siempre pienso y organizo! pero bueno!
Me tendré que sentar conmigo misma y pegarme una bronca a ver si espabilo un poco!


Tuve dos padres

Tuve la suerte de tener dos padres. Mi padre, el biológico, y un padre pegado. Hoy os hablaré de mi padre pegado.
Papapegado y mi padre son amigos desde pequeños. En la peña de mis padres decían que algo llevaba esa agua en que los bautizaron jeje.
Recuerdo a papapegado con sus gafas de metal muy fino y de grandes cristales. Su pelo grisáceo desde joven. Serio pero cachondo, divertido y formal; amante de la música, sobretodo del rock, con el que aprendí pero del que podía haber aprendido mucho más.
Todavía hoy le veo con las gafas subidas hasta la frente para leer o comer.
Le veo los domingos jugando a tenis con mi padre y después a tomar el vermut. Sigo oyendo sus carcajadas y sus chistes de gangosos.
Saboreo aun esas cenas preparadas en el último momento con lo que tenía cada uno en su casa, sobretodo ese “pa amb tomàquet” y fuet o jamón.
Esos dedos duros de trabajar con un cigarro de tabaco negro.
Sigo viendo milyuna anécdotas, disfraces, bailes al ritmo de Queen y abrazando a mamápegada.
Me trató siempre como a una hija y se preocupó como tal.
Ejerció de suegro, de los buenos ee y siempre estuvo ahí. Él y mamápegada fueron los primeros en venir a cantabria a verme con la excusa de una escapada de vacaciones.
Le sigo viendo con su barba recién aparecida y en su moto nueva de la que poco pudo disfrutar.
Es de esas personas que te sacan una sonrisa siempre y de las que se echa de menos.
La pena más grande, además de la distancia que nos separa, es que mi papápegado hace cuatro años que está sin estar, un derrame cerebral le dejó postrado y hoy es un gran bebé al que sigo viendo y recordando mi papápegado y al que sigo queriendo aunque echo de menos sus chistes y sus carcajadas. Pero me queda su música para tenerle más cerca.
Te quiero papápegado


Hoy es de esos días…

en que es mejor que dejéis de leer. Este es un post cansino, de esos que escribo para no terminar loca del todo.
Me siento frustrada, triste, cabreada, … conmigo, con el mundo y con los demás.
No es por un hecho concreto, llevo días que veo como entristezco sin motivo aparente, veo como me autocastigo por nada y hoy ya estoy en fase de brotar las lágrimas sin ton ni son.
Me estoy encerrando en mi misma, dejando de lado amistades y familiares porque no siento que nadie pueda entender lo que pasa en mi cabeza, no hay nada que me haga sentir mejor excepto mi hijo y mi marido. Me cuesta hacer cualquier cosa, sólo me tiraría en el sofá con el mando en la mano viendo los muchos programas veraniegos sin ganas.
Hoy me siento una luchadora cansada, luchas y luchas sin pedir nada más que te salgan las cosas más o menos por lo menos para empapar el sudor de tanta luchas y lo único que parece es que te hundes más en el fango.
No pido nada, ni que me entienda nadie más, no pido ni para comer ni para rascarme la espalda, sólo pido una oportunidad para trabajar, para crear, para subsistir y para vivir. Pues no, parece que un sinsentido lo embarga todo y que sólo se premia la vagancia, la incultura y al pedigüeño.
No pido nada que no sea mío, ni pido una limosna, pido que me dejen emprender una gran historía, por la que siento pasión, por la que me he preparado y aprendido.
Y me siento como un atleta al que ponen vallas para que no llegue a línea de salida.
Y resulta que no sé como encontrar una solución a nuestra situación mientras mi marido sale todas las mañanas a currar y currar y yo me quedo más frustrada por no poder ayudarle marujeando por casa para lo que no estoy preparada.
Vivo sin vivir en mi.
Si has llegado hasta aquí problablemente no entiendas nada, ya te avisé, sintiéndolo mucho este post sólo lo entiendo yo. Pero te agradezco el esfuerzo y el seguir ahí pese a mi dejadez


Me encantas cuando te pones nostalgica…

Eso me lo digo yo misma, jeje, sí, así estoy de pa’lla!

Un click, no sabría decir, a veces una película antigua, otro un comentario, una conversación… te llevan a la tierra de la nostalgia, de los recuerdos, algunos muy muy aparcados.

Eso me pasó esta tarde, hablando de costura y manualidades con mis amigas, de golpe! me acordé de mi infancia, cuando, no sé si a los 9 o 10 años, me apuntaron a un nuevo taller de bolillos (tiene muchos nombres: randes/puntes de coixí le llamabamos nosotros) era un taller para recuperar una tradición muy antigüa de mi pueblo marinero, ahí nos juntamos muchas niñas los sábados por la tarde y nos lo pasábamos genial. Fue una época muy feliz, aprendí muchísimo y fui casi profesional de ello; hicimos de aquella tradición una bonita forma de divertirse. Fuimos a jornadas, encuentros y concursos, primero los domingos por la mañana o sábados a pueblos cercanos, luego la geografía catalana y de ahí a jornadas de varios sitios de españa y alguno de Francia.

Y se me había olvidado! puede parecer algo arcaico o pasado de moda, pero nosotras lo rescatamos y me alegro muchisimo de ello, en las jornadas eramos admiradas por nuestra joventud y empeño, y ganamos más de un concurso! También instalamos en mi pueblo una jornada espectacular que reunió alrededor de un millón de “encajeras” o “puntaires” (pocos se acordarán ya de ello así que pocas pistas doy, jeje, y ya hace más de veinte años de aquello, dios!) fue una época feliz de viajes con las amigas y las mamás y papás, que como los que llevan a los niños a las competiciones nos llevaban a los encuentros. Sólo de pensar que fui partícipe de aquello me enorgullezco de haber participado y del apoyo familiar. Recuerdo a mi abuela con el abanico dándome aire por el calor, un espectacular batido después de una jornada con mi hermanopegado, sus padres y los míos, mi hermana que también estuvo un tiempo, el vestido regional catalán que nos poníamos en jornadas importantes y en las ferias, … que sencillo parece todo. Ayuntamientos, pueblos y habitantes nos apoyaban, un trabajo tan bonito, una tradición casi perdida entonces.

Y recordé que fui “profesora” de ello en las extraescolares de mi cole, porque yo fui de las últimas en dejarlo, ya cuando fui a la universidad y cada vez que iba a casa de mi abuela y veía mis cojines de “puntaire” me venían ganas de volver a cogerlo. Y me permitió conocer a Marta Ferrusola (la mujer de Jordi Pujol, presidente de Cataluña en aquellos años) y para una niña de 13 años en aquella época era un hito que se interesara alguien así por lo que haces.

Así que rescaté fotos de aquellos días, y espero en los próximos días recuperar las cajas de álbumes y labores (e igual hasta las enseño), me senté al sol de la ventana y me puse música de Júlio Iglesias (sí, que queréis esa época va ligada a la música que ponía mi padre los domingos por la mañana, una cosa sin la otra no es completo recuerdo)

Y la nostalgia se convierte en felicidad y en orgullo, y el sol se marcha y espero que el recuerdo no vuelva a borrarse… mmm donde estarán los cojines y los hilos? Estanjano ya estará temblando porque se ve la casa llena de “puntes de coixí” jeje


Qué llevo hoy?: Casual

Es una chorrada la de hoy, pero hace tiempo que voy siguiendo blogs
de moda, ya que me he propuesto atender un poco más mis looks,
y siempre veía como ponían looks. Investigando llegué a una herramienta
para hacerlo: Polyvore, y aquí está el resultado de mi primera prueba.
A ver es algo similar a lo que llevo, que no tengo ni tanto dinero
ni tanta elegancia, jeje. Los pantalones sí son de blanco pero
estilo más motero, pero no los encontré, y el bolso sí es de mango,
pero otro modelo.

Casual

T by Alexander Wang crew neck tee
$89 – lagarconne.com

Sarah Pacini linen vest
£175 – julesb.co.uk

Skinny fit jeans
€16 – blanco.com

Christian louboutin shoes
$845 – christianlouboutin.com

Mango hobo handbag
£20 – mango.com


Qué es la amistad?

Según wikipedia:

La amistad (< latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida.
La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo. La verdadera amistad dura toda la vida.
Puede haber relaciones «amistosas» donde interviene una persona y otro tipo de «personalidad» (ángeles, santos) o de una forma animal. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su relación con un perro, no en vano a éste último se le conoce como «el mejor amigo del hombre». También se puede dar la amistad incluso entre dos o más animales de especies distintas, aunque es una relación sin el uso del razonamiento y la libertad de pensamiento humana.

Algunos cuentan tener miles de amigos, sobretodo desde que hay las redes sociales a la orden del día. Otros que hay diferentes tipos de amistad. Otros que se cuentan con los dedos de una mano, algunos cantan que quieren tener un millón de amigos (que digo yo que como se va a acordar de todos los nombres)…

Para mi, la amistad es poder contar siempre con alguien. Con esas amigas mamas que te apoyan a diario, que te escuchan una y otra vez hablar sobre las mismas preocupaciones, apoyándote siempre, dándote consejo pero apoyandote en las decisiones que tomes al fin; es reírse de unas y de otras, y de una misma, conocernos hasta lo más íntimo, contarnos historias de hace mil años; llorar y reír porque la otra llora o ríe.

Para mi la amistad es aquella que perdura en los años. Aquella persona que hace tiempo con la que no hablas pero que un buen día le haces un resumen de tu vida y sigues hablando, como Fray Luis de León en su…”como decíamos ayer”. Son aquellos amigos del alma con los que creciste, con los que fuiste al colegio, instituto y universidad, de todas aquellas épocas siempre guardas a alguna pieza especial con la que compartiste mucho, muchísimo, y a las que puedes decir un “hola, qué tal estas?” como el que se ha visto ayer a pesar de los meses o años que no le miras a los ojos. Es tener anécdotas fantásticas, divertidas y tristes, es recordar abrazos en momentos malos y risas en los buenos como si nada hubiese cambiado.

Para mi la amistad es tener a un amigo al lado, un amigo que también es algo más, con el que cuentas y vives muchas cosas.

Para mi la amistad es energía, sonrisa y tristeza, es apoyo y anécdotas, es algo imprescindible y algo inolvidable. Para mi la amistad es vida.

Gracias amigos por estar, por seguir y por querer mi amistad, aunque estemos, cerca o lejos, aunque hablemos todo los días o en mil años, aunque me aguantéis o os aguante. Porque vosotros formáis parte de mi vida, de quién soy y, aun así, seguís ahí (y yo para vosotros)


Estimada crisis

Estimada crisis (bueno eso es formal, porque querer no es que la queramos nada):

 

Señora crisis, quería dedicarle unas palabras, a excepción de lo que suelo hacer en el blog, que no hablo de política ni economía mundial porqué no son temas que conozco, y de lo que no conozco mucho intento no hablar, pero es que hay unas cosas que me gustaría decirle porque al final la que la aguantamos somos nosotros.

No nos hemos callado en ningún momento, no nos gusta que esté entre nosotros, y es que vino para unos días y ya lleva años con nosotros, y oiga, que un tiempo se aguanta pero es que ya no sabemos qué hacer con usted.

Nos joroba por todas partes, nos quita el trabajo, nos aprieta el cinturón por todos lados, hace que estemos de mala leche todos los días con su prima (la de riesgo) y la deuda de las narices. Que siempre salen cosas, que si esto no lo habíamos pensado, que esto nos lo ocultaron, que ahora nos nacionalizan esto, ahora nos expropian lo otro, que hay que apretarse el cinturón…

Todos los días, todos, bueno excepto hoy que resulta que las grandes multinacionales dicen que en 2013 empezará a hacer usted las maletas, nos pilla alguna historia negra, alguna mala noticia económica o alguna bolsa que se cae.

Que es que uno busca el optimismo y cuesta mucho encontrarle (bueno, yo soy algo rara porque siempre veo cosas buenas).

Sí, vale, que hay que apretarse, que nos apretamos porque usted lo marca, empezando por casa, todas las casas han dejado de gastar y de comprar muchas cosas, y los lujos han desaparecido como años atrás, ahora un café en un bar es un lujo, creo que no nos habíamos mirado tanto los bolsillos y las cuentas como ahora (los señores que inventan programas de economía casera hacen el agosto ahora). Que el gobierno también se aprieta como en casa, que no nos gusta a nadie pero hay que hacerlo, bueno, hay límites que a ver donde nos llevan, y aunque hay que hacerlo por lo menos que podamos tener la libertad de quejarnos (eso sí, sin fastidiar a los demás que eso si que jode un montón, que la libertad de uno termina donde empieza la del vecino, por favor)

Señora crisis, dicen que cuando usted aparece por la puerta, cuando sale por la de atrás (de una patada en el culo, espero) nos hace más fuertes, que los que aguantemos seremos invencibles (que no imbéciles, o si?), que hay que buscar nuevas fórmulas, de comercio, de economía, de educación, de sanidad… que nos hemos acostumbrado a lo bueno, que hemos gastado lo que no teníamos y más, que nos hemos creído un superpaís, y somos uno de tirandillo, y que la culpa es de todos (aunque los que dijeron que no había pasado por aquí tengan muuucha culpa a mi forma de verlo). Pero que ya está bien, que ya está, se ha quedado un tiempo, no nos ha gustado su visita (como la de la mayoría de las suegras) y nos hemos callado, llorado, protestado, aguantado, vuelto a protestar, e intentado que se marchara de una u otra forma, y es que ya está bien!

Y encima, ahora estamos en un momento del pez que se come la cola, no tenemos para gastar, pero hay que gastar para que usted se marche, hay que reactivar la economía, pero como lo hacemos si tenemos miedo a gastar? (y el que nos infunden de más cada vez que pones la tele o la radio) que hay que comprar, el qué casas? ojalá pudiéramos, como nos van a prestar dinero los bancos si tienen miedo a que no se lo devolvamos? (aaa claro, si es que antes pedíamos sin tener, y pedíamos más de lo que nos costaba, si es que parte de la culpa es nuestra) pero señores banqueros tampoco quieran ahogarnos, hay que mover el dinero, y como lo vamos a hacer si no nos dejan? Sí, aquí hay para todos, porque la culpa no es sólo de uno o de otros, la culpa es de todos que nos hemos emocionado y gastado y pedido y dado y los que han cobrado más de la cuenta, los que han robado y mangado (que hay que ser algo honrado hombre!!)

No sería bonito que ya que nos ha puesto en esta situación, por lo menos, nos unamos todos contra usted? que hay que tirar para adelante para ver la puerta trasera de la crisis, que hay personas que lo están pasando muy mal y personas malas que se aprovechan, y que no todos los buenos son tan buenos y los malos tan malos.

Yo veo ya la puerta, pero hay que aguantar, empezaremos en nada a hacerle las maletas sra. crisis, téngalo usted en cuenta, porque vamos a empezar a hacer política de empleo, porque aunque los reajustes sigan, alguien va a inventarse la fórmula perfecta (bueno aunque no sea perfecta del todo nos vale) porque todos vamos a querer trabajar, porque todos van a ser mejores (no digo bueno del todo, pero por lo menos que roben menos), porque todos vamos a ahorrar y a gastar más (sí, tampoco vamos a volvernos unos consumistas pero algo habrá que gastar para poder mover el dinero), porque los recortes nos ayudaran a sanearlo todo pero sin quitarnos privilegios, porque la transparencia será el pan de cada día, porque vamos a estar bien informados sin depender del color político, porque vamos a ser fuertes y vamos a ser felices con menos, porque vamos a ser capaces de introducir novedades (la ecología, el reciclaje y la sostenibilidad también ayudan a la economía), porque vamos a trabajar y a tener vida además de trabajo (la conciliación será cada vez más real), porque vamos a dejar a nuestros hijos una herencia mejor de la que nos hemos encontrado (les vamos a transmitir valores además de dinero), y porque aunque todo parezca utópico es posible, porque no solo hace falta mirar nuestro ombligo también hay que mirar a los ojos de los demás y los que ganamos, ganamos menos, todos ganaremos más.

 

Señora crisis, siento tantas palabras, pero es usted tan pesada que ya me tocaba a mí, espero haberle dejado las cosas claras y que a partir de hoy empiece a buscarse otro lugar donde estar porque en nuestro país ya no es bienvenida y vamos a empezar a unirnos para hacerle las maletas

 

Atentamente,

 

Estanjana (en nombre de nadie, pero necesitaba desahogarme un poco, aunque pueda haber patinado en algo, pero ya he dicho que es mi visión y no soy economista ni política)


A %d blogueros les gusta esto: