Archivo de la categoría: Mis mamis blogueras

Viaje en avión

Ya os conté que nos fuimos a Madrid a ver a mis amigas blogueras, y os prometí contar el viaje, así que alla va:

Todo preparado, pensaba salir una hora antes y hacer una menos extra en el curro. Pero se torció la cosa, una incidencia en el visado del proyecto me hizo quedar hasta las tres. Asi que esa hora que me hubiese venido perfecto para comer tranquila, se fastidió y fueron todo prisas hasta el momento de salir de casa. caótico! Ya estábamos saliendo por la puerta y controlando las llaves, cuando las del coche no estaban! Ala recorre las casa a ver donde las has podido dejar, rebusca en las maletas… Y tachan! allí estaban; en el bolso. La costumbre. El aeropuerto esta a una tirada de piedra de casa pero me gusta ir con tiempo y mas si voy con estanjanito…

Llegada al aeropuerto : ” nos vamos en avión, nos vamos en avión” decía estanjanito. En el arco de seguridad empieza a despelotar; estanjanito que quería a mama y a su mochila. El guardia civil diciéndole (de buenas): “No te vayas hombre, espera a mamá”, y yo arco pa’ un lado arco pa’l otro, que si el cinturón, las botas, y seguía pitando (los corchetes creo yo) y al final me tocaron! jejeje, no penséis mal, me inspeccionaron y ala ya se puede marchar señora (señora? a que te doy!). La imagen debía ser increíble, el abrigo en una mano, una bolsa colgada de medio brazo, otra en la otra mano, así con el brazo cogiendo las botas, descalza, y diciendo a estanjanito que un momento que me ponía las botas.

La verdad que estanjanito no dio ningún problema, al contrario, la gente le miraba porque se levantó de la mesa (nos tomamos un batido y café como ritual antes de subir al avión) y con el batido en la mano  iba diciendo: “a la basura, a la basura”. En la cola no estuvo mal, sin moverse demasiado a pesar del tiempo que tuvimos que esperar (20 minutos de retraso). Con las ganas que tenía de subir al avión y volar! paciencia suficiente que tuvo. En la cola me puse a hablar con dos chicas muy majas, que alabaron a mi estanjanito de lo bueno que era (y a mi se me cayó la baba)

En el avión muy bien, “yo quiero volar mama” me decía, y yo intentaba explicarle que el avión tenía que coger pista para poder ir a la velocidad para volar como rayo McQueen. Un buen viaje la verdad, bueno, hubo dos minutos que estanjanito quería bajar del avión y irse con papá, pero la idea de ir a casa de Boliche le fascinaba así que se quedó convencido.

Pero vamos que ir con un niño, dos bolsas de mano (una para los juguetes de estanjanito que llevan de kilómetros), abrigos y a veces las botas en la mano no tiene desperdicio.


Reunión de amigas blogueras en Madrid

Cuando tuve a estanjanito me sentí perdida y sola, a parte de tener a estanjano, claro está, pero necesitaba algo más, otra madre como yo que tuviera los mismos sentimientos. Eche en falta tener una tribu como la antigüedad donde todas las madres se volcaban en la recién parida. Algo dentro de mi me decía que lo que yo sentía y quería para mi estanjanito estaba bien, dar el pecho y colechar (que por aquél entonces no tenía nombre para mi) era lo que yo hacía a “solas”, no tenía con quien poder contar para que me apoyara o con quién hablar de ello. Otra mama en la misma situación a la que poder contar mis miedos y preocupaciones (ahí también quiero quitar a mi cuñada, con la que nos entendemos estupendamente). No había otra mama dando pecho y menos con lactancia más allá de los seis meses. Tenía que oír que mi leche no era buena, que el niño estaba demasiado a la teta y muchas más cosas que dice la ignorancia al respeto. Me metí en internet a buscar sobre el tema, poco a poco fui encontrando artículos al respecto pero los artículos se van algo de lo personal, y tachan! ahí estaba un blog de una mama que seguía con el pecho, que colechaba, que pensaba como yo! y de un blog que fui a otro y me sentí menos sola y de ahí algo me pidió crear mi blog (y ahí estamos año y medio después).

Y por qué os cuento todo eso? pues porque de los blogs, dejamos de ser mamas blogueras que nos seguiamos unas a otras, pasamos a hablar todos los días, a formar un grupito de mamas amigas, creamos nuestra tribu virtual! Nos aguantamos y nos apoyamos día a día, “oye sabes algo para que coma mejor?” “tiene fiebre, que puedo hacer?” “estoy preocupada por esto”  “has visto lo que ha hecho? es graciosisimo”, una llamada preguntando que tal andas, que tal de la enfermedad, como ha ido el día… Unos lazos nos unieron más alla de los blogs. Y un día se nos ocurrió reunirnos en persona, ni cortas ni perezosas organizamos un encuentro en Madrid, un encuentro no solo de mamas blogueras, si no un encuentro de amigas, aunque se ha bautizado como “I Congreso de Mamis blogueras” para hacerlo más gracioso. Con pancarta incluida!Nos hemos reunido muchas mamas que seguro conocéis y que muchas ayer ya dejaron su huella. Estaban Teta Reina de Con la Teta hemos topado, LadyA de Mama Vaca, Suu de Construyendo una familia, Belén de Mama sin complejos, Cartafol de Historias de un príncipe y cuatro princesas, Maria de Mi pequeño koalaEloisa de una Maternidad Diferente, Mis chicos y yo,  Treintañera con hijo, Mama de Julioy muchas faltas que tuvimos y a las que echamos de menos.Nos lo pasamos genial, nos sentimos en un entorno familiar y hablamos mucho (menos de lo que me hubiese gustado). Estanjanito estuvo encantado de jugar con tantos nenes y ayer todavía me hablaba de ellos. Ha sido una pasada chicas, hay que repetirlo! En próximos post os cuento más detalles de nuestro viaje! que cogimos un avión con lo que le gustan a estanjanito!


A %d blogueros les gusta esto: