Archivo de la categoría: pensamientos

Mamá ya no baila

“Aquí estoy un día más. Encerrada entre estas cuatro paredes que hoy se me hacen desagradables. Contando las horas y los minutos que faltan para marcharme desde que entro por la puerta. Aquí donde trabajé feliz, donde eché horas y sueños, donde venia feliz a trabajar. Ahora se me hace durísimo el levantarme todos los días y vestirme para volver a encerrarme entre estas paredes y contar las horas, los minutos y hasta los segundos para volver a casa. No estoy a gusto, siento que soy un preso esperando la horca. No se cuanto más podré aguantar, levantándome un día tras otro para encerrarme a contar las horas entre estas paredes que se me caen encima mientras estoy aquí.  Cuando suena el despertador tengo ganas de llorar, de rabia por tener que encerrarme de nuevo, esclava de la incertidumbre de cuanto tiempo voy a permanecer aquí y cuando llegará el día de mi condena. Condena o liberación, porque más condena que la incertidumbre no será. Me espera la libertad, un futuro que no se donde me llevará pero libre de estás paredes de incierto. Podría sentirme mejor, podría pensar que me pagan para pasar las horas, podría verlo diferente pero no valgo para eso, necesito sentirme útil, productiva y no pensar que estaría mejor en casa poniendo lavadoras o limpiando el parqué. Por lo menos aquí no tengo que mirarle, ni sentirme culpable por todas las cagadas continuas que me echa en cara como un padre que quiere educar a sus hijos con severa disciplina.
No lo soporto, no soporto nada de mi vida. Como puedo levantarme todos los días para vivirla? Mis hijos, ellos son el motor que me empuja diariamente a seguir, si no fuera por ellos ya me hubiese abandonado a no vivir.
Quiero cambiar, cambiarme a mi misma y volver a ser joven, este cuerpo y esta mente han envejecido drásticamente desde hace meses, lo que se me hacen años, un letargo que no ve fin.
Tendré que empezar por cambiar algo, pequeño aunque sea, mi vestimenta o maquillarme, hace tiempo que no me maquillo, si no es por tiempo es por vagancia o porque siempre hay algo mejor que hacer que dedicarme a mi. Mi, yo, ya no se que es eso, soy un nosotros, una familia, un tu, un los niños, la madre de… Ya no soy yo, mujer a la que mirar, que fascina con sus andares sobre tacones, en vestidos bonitos, lista y admirada por su inteligencia, soy otra, una persona gris que apenas se mira en el espejo y que cuando lo hace no le gusta lo que ve, la imagen que percibe es de una mujer vieja de espíritu y fea de mirada.
Cambio, qué puedo cambiar?…”(continuará)

(parte del libro “mamá ya no baila” que he escrito y aún no he publicado, espero te guste)


Muy lejos y muy cerca

29 semanas para 30 de mi segundo embarazo. Ya dije el otro día que ahora mismo se me está haciendo largo.
El otro día, es como si empezara la cuenta atrás, 11 semanas y restando, no es agobio lo que siento, ni temor, no sé como definir lo que siento, pero está entre las ganas que estanjanita nazca pronto, pero que no se adelante, que esté con mamá todo el tiempo que necesita, a eso le sumamos que me veo el día de dar a luz sin nada preparado ni mi propia mentalización.
Me he pasado por los blogs de mis mamis para recordar sus partos y sentir lo que sintieron a ver si así me ponía, no sé, feliz? He intentado recordar cada minuto del parto de estanjanito. Es como si no me concienciara de que me toca parir en poco más de dos meses. De golpe, después de lo largo que se me ha hecho, es como si me hubiese topado con alguién y me hubiese dicho: “Ey, recuerda que tienes que parir!”
No estoy preparada, quería haber leído más sobre el parto sin fármacos, ejercicios durante la dilatación, me gustaría ir al hospital a ver los cambios, hacer preparativos para la llegada de estanjanita, preparar a estanjanito, y sólo tengo dos meses! Además en medio está el cumple de mi hijo mayor!
Y me molesta sentirme así, yo, la señora organizada, desde hace meses la organización ha desaparecido practicamente de mi vida, sólo la he recuperado algunos días de navidades. ¿Cómo es posible?
Y eso que me siento con energía, me canso, y hay días que dormiría mucho, pero me siento bien, andando algunos días noto molestias en el bajo vientre y en alguna ocasión me he tenido que parar o sentarme en un banco camino del cole, pero me siento bien.
Es mi cabeza la que está despistada, a la alegre vida que va ella! No piensa! y yo siempre pienso y organizo! pero bueno!
Me tendré que sentar conmigo misma y pegarme una bronca a ver si espabilo un poco!


La diferencia de sexos

Estanjanito se va haciendo mayor y eso hace que se vaya dando cuenta de la diferencia de sexos.

Hace poco os contaba una anécdota en la que estanjanito intentaba adivinar por donde hacía pis mamá si no tenía “tita”.

Y es que hace algún tiempo que estanjanito va deduciendo las diferencias entre sexos. Aunque, a veces, se haga un lío porque sigue diciendo que mama tiene tetas grandes y él pequeñas pero que le crecerán.

Y por arte de magia, o no tanta magia, le sale un punto machista a pesar que en casa no se practique ni le hayamos dicho nunca que una cosa u otra son cosas de nenes o nenas.

Si ve algo rosa dice que es de chicas. Mamá no juega a fútbol porque las chicas no saben y es cosa de chicos

Son cosas pequeñas, invisiblemente escondidas en nuestro vocabulario y sociedad, y entiendo que en el cole lo oirá. Aunque hay algo en los genes que debe hacer decantar a un niño por ciertos gustos, pues la pasión por los coches estanjanito la tiene desde bebé, la sociedad aporta la exclusividad de las cosas y la división.

Encantada estaré yo cuando mi hijo pida una cocina, pues casi nunca lo ve como algo exclusivo a mujeres ya que en casa el cocinero es papa (y sea dicho de paso, muy bueno) y estanjanito barre y hace cosas que en un primer momento serían de chicas en épocas pasadas (y en muchos sitios aún).

Pero a veces, sale la vena y estanjanito dice que soy su chica y que él es “spiderpan” que lucha contra el hombre verde, que soy como la chica que grita en la película. Ganas tengo que vea alguna peli de las que salen ahora de princesas autosuficientes que no necesitan un príncipe azul (como digo siempre esos no existen, como mucho marrones, y encantadas para que no se nos trate de tontas e inútiles)

Nosotros seguiremos intentando darle todas las opciones, pero a veces, las cosas son ajenas a nosotros. Así que nos esforzaremos a que tenga la mentalidad libre, más que nosotros. Aunque mamá de pequeña jugaba a coches y con muñecas con su hermanopegado y nos lo pasabamos genial, eso le quiero transmitir.

Difícil es, y mas ahora, pasas el pasillo de juegos y llegas al de muñecas y un rosa chicle te ciega pues toodo el pasillo esta lleno de cajas rosas.

De momento, estanjanito sigue investigando en las diferencias; a pesar que a veces se líe porque dice que las chicas, como mama, hablan catalán; y los chicos español.

Y deseo que sea un buen hombre que a pesar de las diferencias entre sexos no discrimine ni abuse, que cuando hable con alguien lo haga con una persona y no a un diferente.


Pon un libro erótico en tu vida…

Primero de todo, dejadme hacer una advertencia: Estanjanito, hijo, si algún día cae esto en tus manos, este post lo rompes que son cosas que los hijos no suelen querer saber de sus madres.

Ahora entremos en la cuestión:

Gracias a mis amigas, o por su culpa debería decir, nos animamos todas a hacer una lectura conjunta sobre un libro que suscita un montón de interés en la red y fuera de ella, yo hasta que ellas hablaron de ello (y es que no estoy puesta en las novedades literarias, y muy mal por mi parte) no sabía el boom que se ha creado con este libro: “50 sombras de Grey”, bueno es el primer libro de una trilogía. Unas a otras nos fuimos animando a empezar el libro, libro erótico, sí, pero nos pareció una idea divertida de poder comentarlo entre nosotras.

Para los que no sepan de qué hablo podéis echar un ojo aquí.

Yo había leído anteriormente libros estilo “Nadie es perfecto”, “loca por las compras” o “mil dolores pequeños”, donde salían escenas eróticas dentro de la historia, y visto por mujeres en la mayoría, y me gustaron, así que me animé también, aunque no sabía muy bien donde estaba cayendo…

El libro engancha, no por la literatura, que es más bien sencilla, o igual es eso?, es por la historia, porque además de las escenas eróticas, hay una historia de amor, sexo, decisiones y dinero, aunque creo que el dinero es más por fascinar que por otra cosa.

Dicen que es el libro porno de las madres, bueno, no sé que decir a eso, porque sin ser mamá también me hubiese gustado, igual es por la rapidez con la que se puede leer. Pero nosotras nos lo hemos pasado muy bien, aunque sentimos cierto escepticismo en algunos de los momentos del clímax por norma general, y algunos otros aspectos algunas.

Gracias al libro tengo muchos aspectos en los que he avanzado y pensado, y os los planteo un poco:

1-Mis amigas:
Nos lo estamos pasando genial, el whatsapp nos da mucho juego para comentarlo practicamente al momento, y nos hemos descubierto las unas a las otras, nos hemos hecho más confidencias y contado más intimidades de nosotras mismas. Me ha gustado mucho esta faceta nuestra, el poder hablar de sexo libremente, respetando lo de las demás es genial. Unas son más clásicas, otras les gustan los juguetitos; unas les gusta mucho el sexo (bueno eso ya lo sabíamos) otras menos; unas les excitan unas cosas y a otras no les gustan nada. Pero vamos a hacer una masterclass en breve, jeje, o un tuppersex para dar más vidilla mientras esperamos a que salga la segunda parte del libro. Aunque si fuera sólo la primera parte y terminase como termina, me parecería un gran ejercicio de imaginación.

2-El sexo: los hombres y las mujeres
Sí, lo sé, los hombres no lo entienden, porque ellos no hablan así con sus amigos, los hombres se cuentan los polvos? Pues creo que en plan: “ee tío, ayer eché un polvo” o, si tiene pareja, “oye que a mi mujer la tengo muy satisfecha” pero no creo que se cuenten sensaciones ni experiencias, y eso el libro lo cuenta en primera persona y a las mujeres nos gusta.Creo que para las mujeres el erotismo nos lleva más allá que, por ejemplo, una película porno. Que puedo entender que los hombres son más visuales y les guste, pero las mujeres (siempre hablando de norma general) somos de erotismo, de la sensualidad; y eso es lo que recoge el libro, no hay palabras obcenas, no hay una visión masculina, un metesaca y ala, es de una mujer para ser leído por mujeres, y creo que funciona muy bien, porque además va acompañada de una historia; como el chiste: “que las mujeres vemos toda la película porno por saber si al final se casan” pues esto igual, queremos saber más, más sobre qué va a hacer Anastasia (la protagonista que nos cuenta la historia en primera persona), queremos saber porque el sr. Grey es como es.

3-Me ha hecho recordar mis primeras experiencias:
Yo tuve un maestro como Christian, bueno más o menos, ni millonario ni experiencias oscuras. Y lo que cuenta Anastasia sobre como él la guía y lo que ella siente, y como lo cuenta es parecido a lo que viví, así que me siento identificada en muchos aspectos de ella. El tener a alguien experimentado al lado, que se preocupe por lo que sientes y te guíe hace que vivas mejores sensaciones. Igual por eso me ha enganchado más el libro.

4-Se ha encendido la llama de nuevo:
Bueno, no es que estuviese apagada, pero, por supuesto, es un libro erótico, y salvo algunos encuentros, los demás sí me han encendido por dentro. Y me encanta, el sexo debe ser algo sano y natural, y si va acompañado de novedades te hace disfrutar más.

5-Las relaciones:
A Anastasia se le pide sumisión, alguien que no lo es puede ser sumiso? es una de las cuestiones que plantea el libro, el cambiar por el ser amado. Las relaciones hacen eso? Hay que cambiar ciertos aspectos para ser querido? Hay que decir todo lo que pensamos aunque se enfade? Hay que separarse si no se es realmente compatible? En las relaciones no firmamos un contrato (bueno no como el de Christian Grey, lo deberéis leer para saber de qué va) pero nos ponemos unas normas, aunque no estén escritas, unas normas que vamos haciendo entre los dos, vamos acercando posturas respecto a la forma de ser? Cuales son los límites por los que no estamos dispuestos a pasar en una relación? Una relación puede funcionar sólo con sexo? Y sin él?

6-El dolor:
El dolor es una de las cuestión que se plantean, estamos dispuestos a sentir dolor por el otro? aunque no sea un dolor únicamente físico, a veces, sentimos dolor por nuestra pareja, a veces, no sabemos decir que no. Hay que sentir dolor en una relación? Cuál es nuestro aguante de dolor?

7-Christian Grey:
Sí, la protagonista es Anastasia Steel, que es la que nos cuenta sus sensaciones, pero creo que todas nos quedamos atrapadas con Christian Grey, por como es, por como le odiamos y le queremos a la vez. A mí me persigue hace días, porque en todos lados me encuentro con cosas que me recuerdan a lo que él diría o haría (igual por lo que he dicho de mi maestro), o con el libro que es el libro de la semana, el más vendido, el no sé que…

8-La película:
La cosa está teniendod tanto éxito que ya se han comprado los derechos y se está pensando en la película. Y de varios lados se sacan actores que podrían protagonizarla. Nosotras tenemos a nuestros Christian Grey para ello por si los señores directores nos quieren hacer caso:

PD: Gracias a Princesa Fol que me lo ha recordado, os comento a las de Barcelona y alrededores, que hoy se hace una firma del libro con “Christian Grey” en Barcelona, os podéis hacer fotos con un machote y su corbata, es a las 18:00 h en el Portal de l’Ángel. A ver si se animan y vienen a Santander que soy la primera de la fila!


Qué es la amistad?

Según wikipedia:

La amistad (< latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tiene en la vida.
La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo. La verdadera amistad dura toda la vida.
Puede haber relaciones «amistosas» donde interviene una persona y otro tipo de «personalidad» (ángeles, santos) o de una forma animal. Por ejemplo, algunas personas catalogan como amistad a su relación con un perro, no en vano a éste último se le conoce como «el mejor amigo del hombre». También se puede dar la amistad incluso entre dos o más animales de especies distintas, aunque es una relación sin el uso del razonamiento y la libertad de pensamiento humana.

Algunos cuentan tener miles de amigos, sobretodo desde que hay las redes sociales a la orden del día. Otros que hay diferentes tipos de amistad. Otros que se cuentan con los dedos de una mano, algunos cantan que quieren tener un millón de amigos (que digo yo que como se va a acordar de todos los nombres)…

Para mi, la amistad es poder contar siempre con alguien. Con esas amigas mamas que te apoyan a diario, que te escuchan una y otra vez hablar sobre las mismas preocupaciones, apoyándote siempre, dándote consejo pero apoyandote en las decisiones que tomes al fin; es reírse de unas y de otras, y de una misma, conocernos hasta lo más íntimo, contarnos historias de hace mil años; llorar y reír porque la otra llora o ríe.

Para mi la amistad es aquella que perdura en los años. Aquella persona que hace tiempo con la que no hablas pero que un buen día le haces un resumen de tu vida y sigues hablando, como Fray Luis de León en su…”como decíamos ayer”. Son aquellos amigos del alma con los que creciste, con los que fuiste al colegio, instituto y universidad, de todas aquellas épocas siempre guardas a alguna pieza especial con la que compartiste mucho, muchísimo, y a las que puedes decir un “hola, qué tal estas?” como el que se ha visto ayer a pesar de los meses o años que no le miras a los ojos. Es tener anécdotas fantásticas, divertidas y tristes, es recordar abrazos en momentos malos y risas en los buenos como si nada hubiese cambiado.

Para mi la amistad es tener a un amigo al lado, un amigo que también es algo más, con el que cuentas y vives muchas cosas.

Para mi la amistad es energía, sonrisa y tristeza, es apoyo y anécdotas, es algo imprescindible y algo inolvidable. Para mi la amistad es vida.

Gracias amigos por estar, por seguir y por querer mi amistad, aunque estemos, cerca o lejos, aunque hablemos todo los días o en mil años, aunque me aguantéis o os aguante. Porque vosotros formáis parte de mi vida, de quién soy y, aun así, seguís ahí (y yo para vosotros)


Conversaciones con mi madre…

Hoy mi madre haría 57 años, aunque sólo llegó a cumplir los 50, en mi interior sigue estando ahí de alguna forma. Y aunque siempre me acuerdo de ella, a veces como que se me olvida, y aunque alguna vez pienso que estoy algo loca (aunque creo que si hablo de ella tan mal no estaré), en días señalados suelo hablarle en mi interior para ponerla al día de las cosas:

Hoy como día de tu cumpleaños te pongo al día de como están las cosas, bueno, ya sabes que la iaia murió hace casi un mes, daba penita verla, estaba muy muy delgada, se ve que apenas comía incluso escondió las últimas comidas, y yo sin enterarme. Me apena no haber estado con ella los últimos días, ni siquiera hablamos por teléfono o skype como hacíamos los domingos desde que se cayó dos semanas antes de morir. Estoy triste, mamá, porque os habéis marchado todos los que erais míos, primero tu, luego l’avi, y la iaia. En seis años, me he quedado sin mi familia. Si, claro queda la bebé (mi hermana) pero sabes que me saca de quicio porque no madura y no se deja aconsejar, al final, como siempre terminamos peleadas, ya sabes que no por mi, si no por esa forma suya de ver las cosas tan distorsionada (y sabes que no solo lo digo yo). Estanjanito no se percató de nada, aunque nombró a la iaia alguna vez y nos encogió el corazón, él vivirá sin su recuerdo, aunque se lo pasaran los dos estupendamente cuando hablaban por el skype. Tuve que hacer un esfuerzo para aguantar delante del niño, porque no le podía explicar porqué mamá estaba triste, así que no lloré, y me ha ido saliendo días después, sobretodo los domingos que es cuando hablábamos, siempre estoy pendiente del reloj cuando sé que era la hora. Estanjano también aguantó, sabes como quería a la iaia que le acogió como un yerno al faltar tu. Cuando habla de ella se emociona y hace que le quiera mucho más. Él estuvo ahí, mamá, a mi lado (no como otros), y aunque parezca mentira nos enamoramos más, y sé que os llevaríais de maravilla (lo sé, cada vez te lo digo)

Cambiando de tema, pues bueno, la crisis sigue haciendo mella y nos aprieta, esperemos que no ahogue, en cierta forma, estoy tranquila porque hasta ahora hemos salido de todos los obstáculos. Sabes como confío en estanjano, y que creo que juntos podemos con todo lo que se ponga por delante. Así que mejor o peor de esta saldremos, tu también pasaste por algo parecido, así que lucharemos como tu lo hiciste y me enseñaste.

Estanjanito está muy mayor, espero que puedas verlo desde donde estés, porque sé como le querrías. Está hecho un niño grande, muy inteligente, muy independiente, y tiene unas salidas que son para reírse, aunque tiene el genio de su padre, también tiene lo bueno que no es poco. Tiene mis ojos, cosa que me encanta, porque también son los tuyos, cuando estuvimos en Barcelona la gente que me paraba por la calle me decía que cada día me parecía más a ti. Me gusta mucho recordarte, aunque cuando te fuiste se me olvidaron muchas cosas, y mucho de lo que me enseñaste, intento cada día recuperarlo. Le hablo a estanjanito de ti a veces, aunque a veces no sé muy bien como explicarle que tiene una iaia que le quiere mucho pero que no está, bueno, no quiero explicarle tanto, pero ya sabes lo que quiero decir. Te mantendré en la memoria.

Te imagino, a veces, como una hada que nos protege de cosas peores, así que te pido que protejas a mi niño, aunque ya sé que lo haces. Tengo una familia, la he hecho yo, les quiero y estoy feliz, así que quédate tranquila que estamos bien. Te quiero mamá.


proteccion en verano

Que hay que protegerse del sol todos lo sabemos, algunos son más conscientes que otros, y se debería usar en invierno porque el sol también puede hacer daño, pero como vamos más tapados pues se nos pasa más (si no que levante la mano el que todos los días del año se protege del sol) que os admiro, claro, pero ya en verano nos cuesta, nos falta más cultura de protección solar.
Yo siempre me he puesto protección cuando he ido a la playa, sí, vale es un gran paso, lo fundamental es saber qué tipo debes usar según tu piel y la exposición que lleves. Pero los otros días también nos hace falta la protección, sobretodo cuando empezamos a quitarnos ropa de encima. Yo soy más consciente desde que he sido madre, el primer año leí que no era recomendable la crema solar a menores de 6 meses, así que no fuimos a la playa ese verano (no nos costó mucho pues no teníamos ese hábito). El año pasado cogí la costumbre de todos los días antes de salir de casa echarle la crema al peque porque en el cole pusieron una piscina hinchable, pero yo seguí sin ponerme la crema, mecachis!! Y como nos gustó tanto ir a la playa pues casi todos los días nos echamos la crema.
Y este año me intento mentalizar, el sábado estuve con el peque en el jardín y nos pusimos crema los dos, espero poder mantener la cosa y así evitar problemas futuros, a ver si consigo meterme en la cabeza, que el sol es malo sea cuál sea el tiempo que vaya a estar bajo él o lo que vaya a hacer, no sólo en la playa nos coge el sol, aunque yo salgo de casa, me meto en el coche y me encierro en la oficina. Para que a él no le cueste tanto como a mi, para que se proteja, como nos protegemos de otras cosas.
Qué difícil se nos hace a veces una cosa tan sencilla!! bueno, sencilla dependiendo, porque a veces echarle la crema a un niño no es tarea fácil!!
Protegele, protegete!!


soy una romántica

Así es, soy una romántica sin remedio, no puedo evitarlo, me encantan las comedias románticas, las series de mujeres como Sexo en Nueva York o Anatomía de Grey, me encanta ponerme en su papel, me encanta ver que no sólo yo me rompo los sesos pensando sin parar, analizándolo todo. Bueno pues hoy voy a ser Carrie Bradshow: (abstenerse hombres, no lo vais a entender…)

Hace muchos años veía sexo en Nueva York y pensaba: “eso es así? eso existe?” y me decía a mi misma que era una exageración. Tiempo después recordaba escenas en las que el hombre perfecto aparece y te hace la mujer más feliz y se declara de una forma encantadora, original y romántica.

No sé cuando fue, pero hubo un momento en el que me convencí que el príncipe azul no existía, que nadie llegaba con un caballo blanco y que el “y fueron felices para siempre” era algo inventado. Y lo mantengo, peeero cuando encuentras a una persona que te dice “eres una persona muy valiente” cuando te ves en tu peor momento, cuando te hace sentir la mujer más bella del mundo cuando no te creías más que del montón o cuando hace todo lo posible para estar a tu lado, te derrites, y piensas: “Vale, el príncipe azul no existe, y qué tal un príncipe marrón?” (hace 6 años y siete meses que lo encontré, 5 años de convivencia y 27 de nuestro fruto de amor)
Todos somos conscientes de que no existe la perfección, de que no existe la felicidad absoluta, mi madre decía: “la felicidad se compone de pequeños momentos que te hacen feliz” y así lo creo yo también, y así lo siento, cuando algo feliz pasa, me quedo quieta unos segundos para poder recordarlo.

Y esas escenas tan exquisitas donde se les ve profundamente enamorados pese a las complicaciones, superando todos los obstáculos, cuando él la mira como si la traspasara,…parece que no existan, pero yo lo he vivido! no son tan exagerados, no hay música de fondo y no hay un primer plano fabuloso, pero estan ahí en mi memoria.
Ahora he vuelto a engancharme a las series románticas gracias a Divinity, pensad lo que queráis de mi, pero me encantan. Y lo veo desde otra distancia, desde la treintena desde la que se explica, y veo por lo que pasan y las entiendo mucho más que antes, y tengo la visión de mis momentos con estanjano, sí, claro, hablaba de mi estanjano (lo siento cariño, lo habrían adivinado, jeje)

Pero sigo viendo escenas taaan originales y románticas que me fascinan, no tengo remedio, tengo mi príncipe marrón (ya sé que no es un gran color) y soy feliz, pero quien no puede seguir soñando con un corcel blanco? no para que se haga realidad (y no, no es una idea para que estanjano aprenda a cabalgar) pero algunos les gusta pasar miedo, otros risa y a mi las comedias románticas.

Si queréis una moraleja, no la hay, bueno, igual podría haberla: hay momentos malos, momentos putas y momentos buenos y felices, hay que acordarse de los buenos para ser feliz.

Me vienen a la cabeza varias escenas que me encantan, os animais? que tal una de lagrimones?:

Final de pretty woman, quién no la haya visto (alguien?) no os quiero destriparlo
Escena final de dirty dancing, por si alguien no la ha visto, pero quién es el raro?

Escena de la quinta temporada de anatomía de grey (por si acaso no lo queréis ver)
Fragmento del final de Sexo en Nueva York
No he podido encontrar la escena del ascensor de la película Jerry Maguire, donde un sordomudo le dice a su pareja: “Tu me completas” genial!

Cuando empieza el día

Son poco más de las 7 de la mañana, acabo de salir de la ducha matutina aunque no estoy despierta del todo. Mis dos chicos duermen en la cama, mientras, con la poca luz que tengo procedente del baño, intento adivinar qué ropa me voy a poner, parece que refresca, pero, y si luego hace más calor? uf! como me molestan estos días que no sabes qué te depara el tiempo, opto por ponerme el traje gris con un top verdoso, así si hace calor me quito la chaqueta y listos, bien!
Como tengo que hacer cositas en el ordenador, me bajo silenciosamente, o lo máximo que me permiten mis zapatillas, y mientras se enciende el aparato me voy preparando el desayuno y mientras voy terminando de colocar el lavavajillas para enchufarle antes de marchar.
Qué tranquilidad se respira, se oyen los pajaritos y se nota el fresco matinal por la ventana de la cocina.
Qué nos deparará hoy el día? me vienen imágenes de ayer, reflexiono sobre lo que hice mal con estanjanito para mejorarlo si puedo hoy. Ayer se despertó solito de la siesta, me llamó y bajó de la cama, me lo encontré justo en la puerta viniéndome a buscar, aich, si es que no hace falta ni que le despierte? será casualidad, le iba a despertar en cinco o diez minutos, igual está cogiendo bien el horario.
Uf! pero la hora de dormir la tenemos que mejorar, me he relajado con lo de lavarse los dientes, más que nada porque nunca quiere, pero si me ve hacerlo imagino que al final terminará lavándoselos conmigo.
Y me pongo a pensar… en tres meses mi estanjanito irá al cole! madre mía, como nos va a cambiar todo, espero que le tengan el cariño que le tienen en la guarde, le quieren mucho, casi siempre hay alguien que me dice las cosas que ha hecho, y se les nota el cariño con el que me lo cuentan, claro, fue su primer bebé, inauguramos la guardería nosotros, y eso siempre queda. Espero que también reciba parte de ese cariño en el cole, este mes nos toca hacer la matrícula, imagino que hagan una reunión más adelante para contar cómo se hacen las cosas, horarios y qué llevar, sí, ahora que lo pienso, el chico que me atendió cuando fui a hacer la inscripción algo me comentó.
El domingo, estanjanito hizo 27 meses! como me sorprendo, acaso no cuento siempre los meses que tiene? y me sigo sorprendiendo. Recuerdo hace meses atrás leía los blogs de cartafol, mama vaca y la teta reina, que son las mamás que van unos meses por delante de mi, y pensaba, aich, que mayores son y que de cosas hacen! y resulta que mi hijo ya está ahí, ya es mayor… (nota mental: tengo que releer sus blogs para acordarme de lo que hacían y con qué se encontraban.)
Uy, oigo ruido en la habitación, un chicarron del norte se ha despertado, bueno, a ver… terminado lo del ordenador, voy a vestir al peque y a empezar el día…


De padres, profesores, psicólogos…

El post de hoy no es por criticar a ningún colectivo, es una reflexión a partir de un caso que me han contado, algo que al final no he resuelto pero que igual vosotros podéis opinar o dadme más explicaciones:

El otro día hablando con la directora de la guarde de estanjanito (es psicóloga) terminamos hablando de los niños con síndrome de TDAH. Me contó un caso que tuvo en el que se le detectó el síndrome a los 7 años, y que lo había pasado muy mal, profesoras que tuvo que querían “ponerle en vereda” y que ni quisieron ver que al niño le pasaba algo más que ser movido y desobedecer.

Y se me plantea la pregunta: “Y nadie se dio cuenta primero?”

No es nada fácil responder a la pregunta, según la dire no están los profesores preparados para detectar ese problema (ni otros) porque no se les enseña psicología (que yo no lo sé) y se me vino a la mente un caso de niño autista que la madre le decía al pediatra que le parecía que el niño no oía, y la dire me contestó lo mismo, que los pediatras tampoco saben de psicología y es muy difícil que te deriven si no saben detectarlo.

También están los que pasan deliberadamente de cualquier tema, ellos están para “enseñar”. Y como no te topes con maestros que vayan “más allá” (porque no sólo se trata de enseñar historia, de que se sepan los ríos de pe a pa sin saber ni siquiera donde están, que hoy en día dudo mucho que se los sepan, se trata de “formar” a personas capacitadas para aprender, aich, que me voy de tema)

Se me plantea otra pregunta: “Y tendrían que tener nociones de psicología profesores y pediatras al tratar con niños?”
Pues la verdad es que no lo sé, suficiente tienen con saber de su propia profesión, pero tratan con niños y los diagnósticos tempranos ayudan a muchos niños, y, claro, un “no profesional” del sector no puede aprenderse todo lo que le puede ocurrir a un niño a “otro nivel”.
Luego está otra cuestión, que en principio parece que cada vez es menor, pero los padres a veces decimos esa famosa frase: “mi hijo no tiene porque ir al psicólogo, no le pasa nada, es especial”

Y me da miedo, que mi hijo tenga alguna patología (no sé si el término es correcto) y no se le pueda detectar, que yo no sea consciente o que incluso lo llegue a negar porque “mi hijo es así, especial”. Soy muy consciente de como es mi hijo, tiene carácter como su padre, pero la timidez de su madre y tiene la inteligencia de los dos (no me hace falta abuela, jeje), pero y si se me pasa algo? y si un pediatra no lo puede detectar? ni un profesor? que son los que más tiempo pasan con los niños, qué pasa cuando algo que cogido a tiempo hubiese podido ser tratado y si es demasiado tarde es mucho más difícil? Tiene respuesta o es simplemente un miedo irreal?


A %d blogueros les gusta esto: