Archivo de la etiqueta: maleta hospital

Últimos días de embarazo (Segunda parte)

Sigo por aquí…

Y sigo repasando las últimas cosas antes del gran acontecimiento:

Cuna, hamaca, ropita, cochecito,… listos

Maleta para estanjanita y mamá, listas

Maleta para estanjanito, sí, ese es un gran cambio respecto a un primer embarazo, preparar al hermanito sus cosas. Más o menos está todo, he hecho una fotocopia con los desayunos del cole, una lista de cosas que suele comer, hacer, horarios para mis cuñados (bueno, es más para que me quede yo tranquila), sus pijamas, ropa, calcetines, … y algún muñeco. No quiero que encima de la incertidumbre que le representa la llegada de estanjanita, estanjanito se sienta lejos de mamá y papá, así que le he puesto un muñequito que ” será mamá”. Y lo más importante, hemos tenido una charla sobre lo que pasará:

Le conté que mientras mamá esté en el hospital él se quedará con los tios. A lo que él contesta: “sí, papá y yo nos mudamos a casa los tíos”. Se ve claramente que no está muy dispuesto a separarse de papá y mamá al mismo tiempo.

Le enseñé su maletita, para que sepa todas las cositas que le he puesto y le dije que si quería llevarse algún muñeco o juguete que lo pusiera. ¡En buena hora! A diario me prepara más cosas, el disfraz de príncipe del cole, el disfraz de vaquero que hicimos en casa, quiere llevarse la fortaleza,… Así que al final sí será una mudanza como estanjanito dice. ¡Pobres tíos!!

El otro día, estanjanito le dijo a su padre que irían de visita al hospital a ver a mamá y estanjanita. “Pero que un rato, porqué una visita es muy corta”

Espero que no lo pase muy mal, aunque igual lo paso yo peor con lo que le voy a echar de menos!

Anuncios

Feliz cansancio

Es sábado, lo sé, los sábados no suelo escribir pero como la semana ha sido ajetreada y no me he sentado mucho.

La casa está llena de ropa de bebé, ropa colgada secándose, ropa doblada preparada para guardar, otra preparada para lavar, otra para planchar,… y no es que lo deje todo por ahí, es que he cogido toda la ropita de estanjanita y la estoy preparando. Como ha hecho muuuucho viento no la he podido colgar fuera y de ahí que esté todo invadido, aunque es una preciosa invasión con olor a jabón para bebé. Creo que he puesto tres lavadoras, y me falta lavar a mano la ropa delicada.

Durante la semana he ido a comprar ropita que faltaba para la primera puesta, buscando y buscando, remate final y últimas rebajas porque ya está la ropa de primavera. Matador, no os créais, porque de tienda en tienda por el centro comercial con mi peazo bolso y enorme barriga me canso un montón. Dolor de espalda y pies, pero feliz como una perdiz.

También fui a por una hamaquita, chulísima, que vi a muy buen precio y no quería que nadie se me adelantara. Y después, a por últimas cosas de higiene y complementos, estilo gasas, suero, discos lactancia,… Toooda la semana con las listas de cosas para bebé, para mamá, para el hospital,… Creo que lo tengo todo, me falta terminar con la ropa y guardarla, y me falta preparar bolsas de hospital y estanjanito.

Y estoy por cambiarme los pies porque me he levantado y duelen un montón, así que estoy con estanjanito sentada en el sofá, él recortando y yo con el ordenador y pensando en las mil cosas que quiero organizar mientras termina la ropita de secar.

Faltan unas cinco semanas, y teniendo en cuenta que en mitad está el cumple de estanjanito, que me quitará tiempo, que quiero estar tranquila, por lo menos, las dos últimas semanas. Que hay que organizar lo de estanjanito, porque se quedarán mis cuñados con él, hay que preparar ropa en su mochila, pero cuando falte menos porque dependerá del tiempo que haga, hay que organizar las actividades, tengo que hacer lista de lo que hay que hacer según nos coja, si entre semana, por la mañana o por la tarde, … que es más fácil de lo que parece pero me tengo que poner.

Así que de las cinco semanas quitamos dos para centrarme y relajarme (y por si se adelantase), una por el cumple de estanjanito y otra de preparación más visitas a matrona, dentista y otros recados, me queda una semana!!! Soy exagerada sí, pero me gusta tenerlo atado todo y veo que me falta todavía por hacer. Aunque soy feliz como una perdiz!


A %d blogueros les gusta esto: