Archivo de la etiqueta: niños

Madres y padres con sus hijos hospitalizados

No es la primera vez que se reclama algo así, los derechos de los niños enfermos y sus madres/padres para estar en el hospital es complicado a veces.
Elena Fernandez ha hecho una propuesta a través de change.org:

Dirigida a Fátima Báñez García, Ministra de Empleo y Seguridad Social

Que las Madres trabajadoras tengan derecho a estar con sus hijos mientras están ingresados.

Por ahora hay 4.817 firmantes, te sumas? Esto propone Elena:

“Ayer una compañera de trabajo lloraba desconsolada porque había tenido que dejar a su bebe de 11 meses ingresado en el hospital y tenia que volver a su puesto de trabajo. Tan solo las mujeres trabajadoras tenemos tres días por convenio para poder cuidar de nuestros hijos en el caso de que tengan que ser ingresados en el hospital, las alternativas para poder quedarnos con ellos son, pedir una excedencia, agotar tus vacaciones o como último recurso, fingir una enfermedad y pedir una baja médica para quedar exento de tu trabajo durante ese periodo de tiempo, esta última opción no es la mas correcta ya estas cometiendo un fraude, pero si no te queda otra alternativa supongo que eso es lo de menos. ¿Como se puede privar a un hijo que este malito en el hospital la presencia de su madre o de su padre por motivos laborales? Lo único que pido es un poco de humanidad, que dicen que existe, y poder aliviar ese sufrimiento que alberga en ambas partes, el del hijo por no poder estar con su mamá y el de la mamá por no poder cuidar de su hijo. Ayudadme a recaudar firmas con esta propuesta para que esto cambie y podamos conciliar nuestra vida familiar y laboral. Muchas gracias por vuestro apoyo.”

Y en el email que me mandó termina de concretar:
“Este tema afecta tanto a madres como a padres. Quiero puntualizar que solamente aparecen las palabras “madres trabajadoras” porque lo que me ocurrió a la hora de al escribir la petición fue que me sentía tan indignada y porqué no decirlo, alucinada de que algo así pudiera ocurrir al ver a mi compañera llorar, que no reparé en ello en ese momento, y una vez lanzada la petición ya no se puede hacer ninguna modificación sobre el texto publicado. Quiero pedir disculpas por esto ya que vivimos en una sociedad plural.

Pues nada, espero vuestra colaboración en esta iniciativa tan importante para la conciliación familiar. Muchas gracias por todo, un saludo.

En empezado la petición “Fátima Báñez García Ministra de Empleo y Seguridad Social: Que los padres trabajador@s tengan derecho a estar con sus hijos mientras están ingresados” y pensé que te podría interesar.

Estamos intentando conseguir firmas y necesitamos todo el apoyo que podamos conseguir. Puedes leer más y firmar la petición aquí:

https://www.change.org/p/f%C3%A1tima-b%C3%A1%C3%B1ez-garc%C3%ADa-ministra-de-empleo-y-seguridad-social-que-las-madres-trabajadoras-tengan-derecho-a-estar-con-sus-hijos-mientras-est%C3%A1n-ingresados?recruiter=17630889&utm_source=share_petition&utm_medium=email&utm_campaign=share_email_responsive

¡Gracias!

Elena


Los terrores nocturnos en el tiempo

Hace años escribí sobre los terrores nocturnos, pues estanjanito empezó a tenerlos y con mi experiencia quería ayudar a otras mamás que se encontraran con el mismo tema.
Puedes leer aquí.

Ahora, 5 años después, te puedo contar lo que son los años con estos episodios. No es algo terrible, aunque te congoja, sobretodo cuando son pequeños y los tienen constantemente.

Los terrores nocturnos afectan a estanjanito cada vez menos y le pasa diferente a cuando era un bebé. Incluso pasan meses de una a otra crisis.

Cuando tenía dos años, sobretodo, lo que le pasaba es que empezaba a llorar de dormido, mucho, como si le pasara algo muy grabe, y se ponía sentado o de rodillas llorando, si intentabas tocarle era peor, así que le controlábamos que no le pasara nada y a los cinco minutos, diez el día que más, pero pocas veces, se tranquilizaba, se tumbaba y como si no hubiese pasado nada. Al día siguiente él no se acordaba, nosotros, sí porqué nos acongojaba y te deja mal cuerpo verle llorar sin poder hacer nada, sólo vigilarle.

Con el tiempo lo normalizas, sabes que no es por nada que le duela, simplemente su imaginación le juega una mala pasada de la que no se acordará.

En los últimos años suelen darle cuando está muy nervioso o excitado por algo. Aunque en el último medio año apenas ha tenido uno o dos episodios, a veces, habla de dormido y otras solloza, voy y le pregunto qué le pasa, me contesta “nada” tan pichi y se duerme. Obviamente, al día siguiente, no se acuerda. Le suele pasar la noche en que ha estado de cumpleaños de un amigo, o cuando tiene una excursión, los días antes. Así que si tu hijo les sufre, no desesperes.

Ahora me trae un poco de cabeza que en mayo tienen una excursión de fin de curso con noche incluida, y tendré que avisar a la profe por si acaso. Cuando ha dormido en casa de su primo no ha tenido terrores nocturnos, pero no es lo mismo que pasar dos días fuera de casa. Aich como crecen estos niños!


Tardes de verano sobre ruedas

Empieza el buen tiempo y cada año lo proclamo a los cuatro vientos. Aunque sea precisamente lo que me resulta más molesto de estos días, hasta dolor de cabeza me produce, a veces, el viento.
Digo verano aunque no hemos llegado aún pero las ganas son las misma que las del corte inglés.

Aquí hay que aprovechar los días de sol, así que las tardes después de recoger a estanjanito del cole cojemos la bici y a dar vueltas por el parque de debajo de casa, bueno, los miércoles no, que son los que tiene fútbol y nos quedamos a jugar en el patio del cole y nos vamos a un parquecito con el amigo de estanjanito y sus padres a terminar la tarde. Me parece mentira que después de las horas de cole, de una hora y media de futbol  y de haber estado en danza todo el día, sigan teniendo energía para jugar dos horas más (aunque es ducharse y se queda dormido a la mínima, mi pobre).

Este año tenemos la bici que trajeron los reyes para disfrutar, y estanjanito ya coge velocidad y la domina bien. Además el viernes redescubrimos los patines, ahí en el trastero estaban los pobres esperando, menos mal que mamá los cogió de los que “crecen” porque sino no cabían ya. Está claro que los tenemos que sacar más a menudo porque le falta mucho que aprender a estanjanito para andar con ellos.
Así aprovechamos a dar un paseito, que nos toque el sol a nuestras pieles blancucias (y el viento), mamá pasea con estanjanita o el cochecito que nos va bien a las dos, y estanjanito aprende a patinar y se lo pasa pipa enganchado de mamá o el cochecito (y ahí mamá sufre un poco cuando ve que se va a caer)

image

Todavía recuerdo años atrás cuando salíamos con un pequeño balón y estanjanito lo chutaba con mucha fuerza, con apenas dos años. Como pasa el tiempo, ahora le veo alejarse con la bici y me parece mentira que sea el mismo niño que se arrastraba con el andador, luego con la moto y el triciclo. Mañana será un monopatín, que ya lo pide para cuando sea mayor, de esos que se mueven. Como le gustan a este niño las cosas con ruedas!


Mamá ¿cómo va?

La otra tarde estaba hablando con estanjanito de que ya pronto nacería estanjanita. Y la conversación que sigue no tiene desperdicio:

-estanjanito: “¿saldrá por el ombligo?”
-estanjana: “¿tu qué piensas?” (para saber hasta donde explicar y como)
-estanjanito: “no sé como va eso, mamá!”
-estanjana: “pues sale por el toto”
-estanjanito: “¿y como sale?”
-estanjana: “pues las mamas aprietan y sale el bebé”
-estanjanito: “sale por el culo como la caca! Jeje”
-estanjana: “bueno, es parecido pero sale por el toto”
Cachondeo hubo con lo de la caca!


A %d blogueros les gusta esto: